martes, 26 de abril de 2022

El Vaticano en el conflicto ruso-ucraniano, por Francisco Galarza

El Vaticano en el conflicto ruso-ucraniano




Aunque a primera vista pudiera resultar de poco interés, nos parece que es importante tratar de entender y explicar el papel que está jugando el Vaticano en el conflicto ruso-ucraniano, desde el mismo día que este inició.

Es de llamar la atención que apenas inició la invasión rusa a Ucrania, la gran mayoría de los países que conforman la OTAN (con la notoria excepción de Turquía), se apresuraron a implementar todo tipo de sanciones económicas contra Rusia, claro excepto gas y petróleo que son indispensables para Europa, pues hay que poner sanciones, pero ninguna que los afecte de manera importante, pero el Vaticano, al estilo de China, está practicando un complejo equilibrio en este conflicto, aunque por motivos muy distintos, que trataremos de explicar aquí.

Primeramente, señalaremos los eventos que destacan el interés del Vaticano por mantenerse cercano a los dos países en conflicto, para después tratar de explicar el por qué de ello.

El 1er evento, el mismo 24 de febrero, día que inició la invasión rusa a Ucrania, el papa Bergoglio, en un hecho inédito en la historia del papado, en lugar de pedir que el embajador ruso se trasladara a la oficina del papa, este caminó hasta la embajada rusa en el Vaticano, de donde se comunicó por teléfono con Putin. Al parecer la llamada fue bastante cordial y en buenos términos.

Entre el 27 y 28 de febrero, el Vaticano envía a un obispo a Ucrania para que “esté cerca del pueblo ucraniano”.

Después de esto ocurren 3 eventos muy significativos, el 2 de marzo en carta pública, los Obispos del rito católico de Ucrania le solicitan al papa “que consagre a su patria y a Rusia al Inmaculado Corazón de María, tal como lo solicitó la Virgen en Fátima”. El papa, públicamente accede a ello el 15 de marzo y anuncia que la consagración será el siguiente 25 de marzo, es decir exactamente 38 años después de aquella consagración que hizo Juan Pablo II, en la que se suponía era para consagrar a Rusia, pero no la mencionó en dicha consagración. No se puede dejar de considerar que la “espontánea” petición hecha pública por los Obispos ucranianos pudo ser inducida por el enviado del Vaticano.

El 16 de marzo, el papa Bergoglio tiene una video conferencia con el patriarca Kiril, al que recordemos siempre se refiere a el como “su hermano”, y tan solo en diciembre pasado, dos veces había declarado querer reunirse pronto con “su hermano” en Moscú, sin importar diferencias teológicas o políticas o de otro tipo. En dicha reunión virtual, ambos decidieron usar “el lenguaje de Cristo” y no de la política, para lograr la paz.

Y el 25 de marzo, el papa en San Pedro, pide entre otras cosas, la consagración de Rusia y Ucrania para alcanzar la paz. Está de mas señalar que la supuesta consagración no tiene ninguna validez, aunque está por verse si por el contrario, tenga efectos adversos.

Por último, en este breve recuente de hechos, no queremos dejar de señalar que en cada ocasión en la que el papa ha hecho alguna declaración relativa al conflicto ruso ucraniano, se ha cuidado mucho de nunca señalar a Rusia o a Putin como los agresores o recriminarles nada ni directa ni indirectamente.

Siempre se refiere a los “horrores de la guerra”, “que debe alcanzarse la paz” y cosas de ese tenor, pero, al parecer, procurando mantener los canales diplomáticos abiertos con ambos países, en especial con Rusia.

Tampoco se puede eludir el hecho de que “su hermano” Kiril se ha pronunciado a favor de la invasión rusa a Ucrania, y el papa no ha hecho mención alguna de ello. Para tratar de entender qué quiere lograr con todo esto el Vaticano, está claro que el papa no quiere incomodar en nada al jefe de Kiril, es decir a Putin, ni señalar a Rusia explícitamente como la agresora, pues tiene gran interés en estrechar lazos con la iglesia ortodoxa, como paso fundamental para lograr un éxito visible en ese ecumenismo invertido contratradicional en el que lleva trabajando desde que tomó el cargo de papa.

Al parecer quiere constituirse en una opción mediadora aceptable tanto para Ucrania, por ello la supuesta consagración, como para Rusia, y acercarse tanto como sea posible a la iglesia ortodoxa rusa oficialista y también a Ucrania.

Al igual que muchos gobernantes del mundo que forman parte de o están cerca de influencias nefastas, el papa y el patriarca ruso no son la excepción, y parecen estar en sintonía para algo de mayor alcance, y el conflicto en Ucrania parece darle la ocasión para ello. La supuesta consagración de Rusia y Ucrania por parte del papa, no fue mas que hacerse propaganda al mas puro estilo de los políticos en campañas presidenciales, claro que en este caso, con el “arsenal” propio del Vaticano, o deberíamos decir, ¿de la Anti-Iglesia? Llama la atención que los obispos ucranianos primero y el papa después se refirieran a la supuesta solicitud de la Virgen en Fátima para consagrar Rusia y Ucrania de 1917, cosa que en el mejor de los casos revela una total ignorancia por parte de individuos que deberían conocer bien del tema, o lo mas probable, una total manipulación de dicha petición mariana, ya que la Virgen jamás solicitó que se consagrara a Rusia y Ucrania, solo a Rusia, y la petición formal fue en 1929 no en 1917.

Para no dejar espacio a la duda, señalaremos que el Vaticano hace mucho que dejó de ser la sede de la Iglesia Católica, y el Patriarcado ruso encabezado por Kiril tampoco es la sede de la verdadera Iglesia Ortodoxa rusa. Así que cuando ambos líderes se entienden tan bien, hay que preguntarse, ¿qué buscan lograr y para qué?

Desde que terminó la 2da Guerra Mundial y se constituyó la ONU y muchos otros organismos de tipo mundial (post)moderno, la pérdida de principios y valores Tradicionales se aceleró mucho, a lo que no fue ajeno ni el Vaticano, ni la Iglesia Rusa, entre otras por diferentes motivos, pero hasta la fecha, falta algo en este destartalado “orden mundial” que ha prevalecido hasta ahora. Falta una “centralización” de las religiones en un organismo mundial, que por supuesto tenga en alto los “valores” de la humanidad contemporánea. Y el Vaticano en esto lleva un gran camino recorrido, y que se ha profundizado notoriamente desde que Bergoglio funge como papa.

El Vaticano es mas una siniestra ONG con cubierta pseudo religiosa, enfocada en los derechos humanos, la ecología, la igualdad, el progreso, el fortalecimiento de las democracias, la no violencia de género, el respeto a las instituciones como la ONU (curiosamente, debemos añadir), y promoviendo activamente ese supuesto ecumenismo entre todas las religiones, que no es mas que una especie de supersincretismo monstruoso, que desde luego no puede ser tomado como dicen algunos, el “amanece r de una nueva y gran religión” al mas puro estilo de la Nueva Era.

Todo bien barnizado y disimulado con una capa de civilidad, moral y “valores” acomodaticios y oportunistas, tratando de constituir una especie de Teocracia Invertida Mundial, como bien lo señalaron tanto Guénon como Evola en obras como el Reino de la Cantidad y Escritos sobre la Masonería, respectivamente. Este hipotético liderazgo religioso futuro será a la medida del hombre contemporáneo, es decir, sin ningún principio religioso auténtico, solo la apariencia de ello, pero que sirva de referente emocional-práctico y se ajuste a cualquier mentalidad que requiera respuestas aparentemente espirituales.

Entre todo esto, el Presidente de Kasajistán (gran amigo y colaborador de Putin) invitó por carta al papa Bergoglio para que asista a la Reunión de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales que tendrá lugar en la capital de aquel país en septiembre próximo, a donde se supone también asistirá el patriarca Kiril. De hacerlo, ahí podrán reunirse “los hermanos”, y posiblemente acercar las posiciones entre la Anti-Iglesia Vaticana y la Anti-Iglesia ortodoxa rusa y otras “religiones” ahí representadas.

El conflicto en Ucrania, en cuanto al aspecto militar, se encuentra focalizado en su territorio, pero no así el económico financiero, y las cosas pueden cambiar rápidamente por multiplicidad de factores, por lo que seguramente el Vaticano seguirá estando muy cerca de las partes involucradas y así poder afinar su estrategia de acercamiento, en especial porque todo este año e inicios del próximo es de sínodo, y el Vaticano va buscar salir fortalecido, en especial porque tiene que evitar que la Iglesia alemana, que es la que mas dinero aporta al Vaticano en Europa, se separe, y le ayudaría mucho si logra un acercamiento histórico con la Iglesia ortodoxa rusa con alguna propuesta ingeniosa de paz o al menos de tregua entre Rusia y Ucrania. Desde luego, cualquier posible acercamiento entre ambas iglesias, también debe traducirse en beneficios para Rusia, en especial para el gobierno de Putin. No hay que olvidar que desde hace décadas, cuando el Vaticano ofrece intervenir en aras de la paz, siempre es en contra de la parte que tiene algún componente tradicional importante, si no, pregúntenle a Argentina y la intervención de Juan Pablo II en el conflicto de las Malvinas, entre otros ejemplos.

Habrá qué ver cómo se desarrollan los eventos en el conflicto ruso-ucraniano estos meses, y si en algún momento se presenta la oportunidad para que ambos líderes pseudoreligiosos puedan lograr algún avance para un posible acuerdo de tregua o de paz, o algún otro, previo a la gran reunión de septiembre, que los haga el centro de atención y anuncien algún tipo de acercamiento histórico entre el Vaticano y la Iglesia ortodoxa, incluida la iglesia ucraniana, y ser el ejemplo de que no hay barreras entre religiones si hay “buena voluntad” para <<vivir en paz y progresar todos juntos>>.

Francisco Galarza

Abril de 2022.





miércoles, 30 de marzo de 2022

EL FORTIN Nº 103 (ENERO-MARZO 2022)

 EL FORTIN

http://www.juliusevola.com.ar/Fortin.htm

Nº 103 (ENERO-MARZO 2022)

A 40 AÑOS DE UNA GESTA HEROICA

MALVINAS Y UCRANIA

VIDEOS DE LA AGENCIA DE NOTICIAS KALIYUGA (Enero-Marzo 2022)

Programas nº 420, 422, 424, 425.

LA GUERRA DE UCRANIA Y LOS HACKERS

AQUELLA CONTAMINACION DE LA QUE NO SE HABLA

OTRO EFECTO DE LOS AGROTÓXICOS:

LA PÉRDIDA DE LA MEMORIA

MIRAR PARA ARRIBA

EL PAPA Y EL TRASLADO

EL CENTRO EVOLUTIVO DE AMÉRICA ANTE LA INVASIÓN RUSA A UCRANIA

RUSIA ES CULPABLE

por Miguel Rodríguez (España)

EL SIGNIFICADO DE UCRANIA

por Juan Manuel Garayalde (Argentina)

Ucrania: ¿La manzana de la discordia de la posmodernidad agonizante?

por Francisco Galarza (México)

Los Textos Sagrados en el mundo actual

por Francisco Galarza (México)

miércoles, 23 de marzo de 2022

OTRO EFECTO DE LOS AGROTÓXICOS: LA PÉRDIDA DE LA MEMORIA

OTRO EFECTO DE LOS AGROTÓXICOS:

LA PÉRDIDA DE LA MEMORIA



La contaminación agrotóxica llevada a límites inimaginables en la Argentina.

Hace tiempo que venimos señalando que existe una forma de contaminación ambiental superior a la producida por el cambio climático y sus efectos colaterales y es la que genera los agrotóxicos a través de los daños cerebrales gestados por su consumo habitual y su respiración compulsiva. En este caso, así como en otros hemos señalado fallas en la logicidad de las personas y el quedar atrapado en un enjambre de ideas fijas y obsesivas, se trata de algo de no menor importancia que es la falta y pérdida de la memoria
Existe un pueblo corrompido por la clase política depredadora que obliga a las personas a renunciar a la propia moneda y por lo tanto a volcar todos los dineros que deben destinarse a los ahorros y por lo tanto a la inversión, a la compra de un papel pintado de color verde sin ningún tipo de respaldo real y declamado en su valor de la misma manera como los conquistadores lo hacían con los espejitos en colores ante los atontados indígenas, con la única diferencia que hacer tal producto irrelevante exigía un trabajo especial, en cambio imprimir dólares es una tarea fulminante y casi sin costo alguno. De este modo, como el dólar es de venta libre en el país, los gobiernos en vez de prohibir su circulación y terminar con el círculo vicioso que genera la inflación, aumentan aluvionalmente las tasas de interés bancario buscando así atraer a los ahorristas al dinero del país. Por lo tanto cualquier empresario que quiere producir y precisa acudir a un crédito bancario está obligado a pagar intereses altísimos los cuales deben forzosamente volcarse a los precios y por lo tanto producir inflación. Todo sería muy sencillo implementando las siguientes medidas. Prohibir el tráfico de divisas así como se lo hace con las sustancias tóxicas y solamente admitirlo a través del Estado para permitir operaciones con el exterior pero no permitirlo de aquí en más como fuente de ahorros de las personas. Bajar por lo tanto abruptamente las tasas de interés a fin de que los bancos vuelvan a ser lo que siempre fueron: el depósito de los ahorristas para que cuiden su moneda de robos eventuales. Sin embargo la clase depredadora, que no quiere renunciar a sus viajes por el mundo y a sus inversiones y depósitos en el exterior acumulando diferencias y retornos, se niega a hacer tal cosa y por el contrario alienta a verdaderos sofistas y delincuentes del verbo que insólitamente reputan que un incendio se apaga echando nafta. Así pues este impresentable sujeto que aparece en la foto propone dolarizar la economía totalmente y no en forma parcial como ahora,como si tal cosa ya no hubiera existido en el país y producido los daños incalculables de fin del siglo pasado por los cuales perdimos todas nuestras empresas públicas y al quedar sometidos a los caprichos de los grandes banqueros foráneos, cuando se quiso limitarnos la venta de tal papel verde pintado, crepitó nuestra economía y sobrevino el famoso corralito. 
Los agrotóxicos producen pérdida en la memoria y por lo tanto hacen repetir como verdaderos zombies los mismos errores. Es de esperar que este esperpento, que para colmo sostiene la desaparición del Estado, es decir del único organismo que existe para proteger al que menos tiene, sea excluido socialmente y expulsado por lo tanto del parlamento argentino el cual no tiene por qué admitir en su seno al que pretende destruirlo. Pero sería demasiado pedir.

lunes, 21 de marzo de 2022

AQUELLA CONTAMINACION DE LA QUE NO SE HABLA

AQUELLA   CONTAMINACION DE LA QUE NO SE HABLA




No cabe duda alguna de que el planeta se encuentra altamente contaminado por un capitalismo y socialismo rapaces que han depredado al medio ambiente a fin de hacer de la vida simple por la que ocasionalmente se transitaría como producto de un lejano bigbang sin ningún sentido ulterior que la explique, una cosa muy placentera para todos los que nos encontramos ahora aquí.
Así pues hemos visto en los últimos tiempos los efectos principales y más ostensibles de tal depredación irracional del medio ambiente, tales como las pandemias incesantes e interminables, las tremendas sequías que incendian por doquier, los aires irrespirables, los polos que se derriten e inundan, etc, etc. Todo ello anticipando un final irreversible del mundo moderno y, como su consecuencia probable, de nuestro mismo planeta.
Pero henos aquí que hay otra contaminación de la que no suele hablarse y que mientras que las anteriores se hacen ostensibles por los daños físicos producidos, esta última afecta en cambio al alma de las personas intoxicando su medio de expresión cerebral evitándoles razonar adecuadamente y cayendo por lo tanto en actitudes reduccionistas.Se trata aquí de la contaminación producida por los agrotóxicos empleados en la alimentación para hacer a los alimentos fácilmente multiplicables destruyendo las plagas que los corroen a fin de asegurar su abundancia. Estos agrotóxicos son respirados y consumidos habitualmente por las personas que producen en casos múltiples daños severos que debido a su importancia y variedad excepcionalmente revisaremos en publicaciones futuras.
Queremos comenzar hoy con lo que suele calificarse como el pensamiento binario o también el del chivo expiatorio.Existe en el mundo una serie de males como los antes enunciados y muchos otros respecto de los cuales y para detectar su origen exigen grandes trabajos de elaboración, análisis y síntesis, pero debido a la tremenda intoxicación mental antes aludida hoy se quiere resolver todo canalizando la culpa hacia alguno o algunos en particular a los cuales se les termina asignando un poder que realmente no tienen. En una época tuvimos la reductio ad Hitlerum según la cual siempre que aparecía un poblema difícil de resolver el responsable era el nazismo imperante y residual presente en las personas,  que algunos llegaron a calificar como el enano fascista que mora adentro de nosotros y al que debemos eliminar Pero ahora se le ha sumado otra que es la reductiuo ad Soros, siendo el empresario Soros la concentración de todos los males del planeta y respecto del cual, si no queremos extraviarnos en dificultades y elucubraciones difíciles, estamos obligados a hacer siempre lo contrario de lo que éste afirma o manifiesta. Por ejemplo hubo una pandemia (aun la hay) y el aludido dijo, aplicando el sentido común, que era indispensable vacunarse. Pero como por la aludida polución tal figura ha sido demonizada, en realidad no habría que hacerlo pues sería una maniobra de éste para exterminarnos o controlarnos.
 Y aun ahora cuando gracias a la vacuna puede hablarse de una reducción de la enfermedad a límites mucho más razonables, la reductio ad Soros afirma que en realidad fue al revés gracias a que hubo muchos que no le hicieron caso que la enfermedad fue detenida y disminuida.
La gravedad de la polución no cesa y sus consecuencias siguen siempre vigentes. Un déspota llamado Putin quiere recrear la antigua Unión Soviética la cual según su peculiar punto de vista no habría sido la responsable de haber producido 100 millones de muertes, sino en cambio su desaparición habría representado una tremenda tragedia histórica. Las impresionantes matanzas y ejecuciones en relación a tal fin en muchas personas han terminado no haciendo mella ante la nuevamente irrupción de la reductio ad Soros. Bastó con que el empresario húngaro manifestara su rechazo por Putin y su invasión para que los trágicamente contaminados se manifestaran fanáticamente defensores del aludido tirano haciendo abstracción de todo lo demás.
Hay que terminar pronto con la contaminación producida por los agrotóxicos, los daños cerebrales resultan incalculables y son cada vez mayores. Continuaremos relatándolos a fin de que se tomen medidas urgentes y de excepción

miércoles, 16 de marzo de 2022

Ucrania: ¿La manzana de la discordia de la postmodernidad agonizante?, por Francisco Galarza

Ucrania: ¿La manzana de la discordia de la postmodernidad agonizante?




Es de la mayor importancia tratar de entender lo mejor posible los acontecimientos que iniciaron el pasado 24 de febrero con la invasión rusa a Ucrania desde una perspectiva menos “horizontal”, en especial porque, abordarlo desde la óptica política, económica o peor aun, geopolítica, sería perderse en un laberinto de subjetividades de todo tipo, según los intereses involucrados, sin mencionar que estamos en medio de una campaña demagógica noticiosa por todos lados, así como del campo de batalla dialéctico para esos necios de los “atlantistas” y los “euroasianístas”, tratando de hacer ver a un bando u otro como el bueno o el malo.

Situándonos primero en que estamos en la fase terminal de la Era del Hierro o Kali Yuga, en la cual la decrépita postmodernidad campea casi en solitario por todo el mundo y en todas las instancias, es decir, una visión del mundo y de la vida que solo la valora de manera materialista, hedonista y fugaz, ¿cómo puede entenderse este conflicto en Ucrania?

¿Es una simple competencia entre dos bloques de conveniencia relativamente definidos, Rusia-China vs EUA-UE por una oportunidad de influencia económica-política en una región límite entre ambos, o se trata de algo mas? ¿En verdad Putin es tan senil y oxidado -tal vez- que optó por arriesgar todo por la supuesta seguridad de Rusia vs. la “amenaza” expansionista de la OTAN? Y el mundo Occidental, ¿en serio vamos a creerle al país maestro en las mentiras, EUA y su apéndice, la UE, que les importa tanto Ucrania para enfrascase, al menos por ahora, en una total guerra económica contra Rusia, y que ya quieren ampliar a China? Están quemando casi todos los puentes, muy rápido. ¿Quieren matar a la gallina de los huevos de oro (los negocios globalizados para una élite que lo controla casi todo) por Ucrania? ¡Por favor!

Al parecer se trata de algo mas, pues en apenas un par de semanas, el reloj político económico del mundo retrocedió 40 años, a la época de R. Reagan en EUA (que calificaba a la URSS de “Imperio del Mal”. -El burro hablando de orejas entonces y ahora también-) y de los últimos Secretarios Generales del Partido Comunista, Yuri Andrópov y Konstantin Chernenko, es decir justo antes de la llegada de Mijail Gorbachov, y el deshielo de la Guerra Fría, lo que abrió paso a la Era del Paria.

Más allá de señalar el cinismo de los gobiernos involucrados, ruso, ucraniano y de EUA y la UE, estos dos últimos imponiendo sanciones como si tuvieran la mas mínima autoridad moral en nada, cuando sus países han hecho lo mismo que ahora Rusia, solo que mienten y manejan la propaganda mucho mejor. Y si no, por qué no dicen nada de lo que pasa en Yemen, o lo que hace Arabía Saudita, o lo que EUA hizo en Irak, o Afganistán, Somalia, Vietnam, Corea, Cuba, Nicaragua, o lo que hace Israel con Palestina o e Líbano, Irán, y un larguísimo etc., y lo mismo para Europa que hasta la fecha sigue explotando países y regiones de África, y desde luego Rusia no se queda atrás, o la taimada China, que arrasó con el Tíbet al inicio de los años 50’s, o actualmente con los uigures en el noroeste de ese país. Incluso el actual gobierno ucraniano y los que le precedieron al menos en lo que va del S. XXI tampoco están libres de culpa, actuaron por intereses particulares y torpemente, ¿en serio creen que a Occidente le importa un céntimo su futuro? Son solo un medio para un fin. Solo hay que referirnos a la historia, Rusia y los EUA nunca se enfrentan directamente, siempre encuentran a algún despistado al cual manipular para resolver en su terreno sus diferencias.





Lo peor de la postmodernidad lo estamos viendo en este conflicto, que está mostrando sus dos caras Rusia y la de EUA-UE, o deberíamos decir 3, para ver quién lleva la batuta en lo que queda del S. XXI, pues China se mantiene calculadoramente en un complicado equilibrio (que puede decidir aprovechar en cualquier momento), y es la síntesis de lo peor de los otros dos, un comunismo que funciona hacia adentro, y un capitalismo salvaje hacia afuera, que también explota a su gente y todo al que puede para beneficio de unos pocos.

Algo que puede parecer una motivación, al menos en parte, es que la muy valorada economía globalizada que lleva casi 15 años en crisis, y los últimos 2 se agravaron mucho mas por la pandemia. Si solo se tratara de “redefinir” cuestiones económicas, se podía recurrir a muchas otras alternativas para arreglarlo, vamos, ni siquiera el hecho de que las empresas armamentistas gringas están de plácemes con este conflicto, explica el asunto actual. Tampoco lo hace las diferencias o desavenencias entre el expansionismo de la OTAN y el argumento ruso de defender su “patio trasero”. Igual, se pudo haber llegado a un entendimiento sin este conflicto, no ahora, sino hace tiempo atrás.

La triste verdad es que muchos de los gobernantes del mundo, además de ser dignos representantes de lo peor de la postmodernidad, también están o muy cercanos a <<influencias>> de lo mas bajas y siniestras o forman parte integral de esas <<influencias>>, que poco o nada tienen que ver con cuestiones económicas, políticas o geográficas ordinarias, o con el ámbito estrictamente humano. Y al parecer esas influencias, están actuando de forma muy decidida para lograr sus objetivos, que no se limitan a las reducidas y vulgares aspiraciones postmodernas.

A diferencia de la Crisis de los Misiles de hace 60 años, donde los dos gobernantes involucrados pelearon en la 2da GM, y eran muy recientes en la memoria las bombas atómicas lanzadas en Japón, los líderes actuales (entre los baby boomers y los milenials) no tienen ninguna experiencia ni sensibilidad de este tipo, lo cual hace mas peligroso estar tensando tanto la cuerda por ambos lados.

Se trata de algo mucho mas serio y de mayor alcance, que poco o nada tiene que ver con economía o seguridad, y Ucrania, solo es el primer eslabón en una cadena de eventos que estarán desarrollándose en las próximas semanas y meses y que, dependiendo de quiénes y qué están buscando realmente, podría escalar este conflicto a niveles muy peligrosos, sin mencionar que posibles errores en este conflicto, podrían tener el mismo efecto.





Francisco Galarza

Marzo de 2022.

domingo, 6 de marzo de 2022

RUSIA ES CULPABLE, por Miguel Rodríguez

 RUSIA ES CULPABLE


Con este grito, arengaba el Ministro falangista Don Ramón Serrano Súñer a los miles y miles de voluntarios españoles contra el comunismo. Ahora, el mismo comunismo de entonces, encabezado por el tirano genocida de Putin, ha vuelto como un matón de barrio bajo a atacar a una víctima militarmente más débil, y como en la época del Holodomor (verdadero Holocausto que mató a más de 9 millones de ucranianos), Occidente calla o prosigue con su infantilismo actual. Ese Holocausto fue el que hizo que la entrada de las tropas del Eje fueran recibidas como libertadores por el pueblo ucraniano. Hemos de recordar que el Eje, con todos sus errores y, hemos de reconocerlo, malas políticas y contaminaciones modernas, fue el único que intentó destruir la tiranía soviética. Las democracias occidentales permitieron desde 1917 al sovietismo expandirse por todo el mundo. Ahora muchos se sorprenden porque el neoestalinista está masacrando a ese país, ¿no recordamos en 2020 contra los cristianos de Armenia, en 2014 contra los tártaros de Crimea, en 2008 la agresión a la bella Georgia, o la destrucción de la musulmana Chechenia? ¿No recordamos a los propio rusos disidentes, asesinados como aquella periodista rematada a disparos en el suelo, o los envenenados cobardemente? Este criminal ahogó con sangre la heroica lucha del pueblo sirio por su libertad y restituyó la tiranía de Assad, con la complacencia de Occidente, pero tal como dijo Streicher (que no es santo de mi devoción) antes de morir en Nuremberg: "Ahora pactais con los bolcheviques que son los máximos criminales, pero en un futuro vosotros seréis sus víctimas". El mismo ISIS así lo ha reconocido en su último comunicado, y ahora mismo, sólo los ucranianos del Pravy Sektor, junto con las milicias islámicas tradicionales chechenas y voluntarios internacionales plantan cara a los rusos. La mayoría de "liberales" están huyendo hacia Occidente, son las ratas que abandonan el barco. Incluso algunos supremacistas blancos de USA, Alemania y otros países europeos, incluyendo a Inglaterra han llegado para luchar contra Putin, reconociendo sus errores de antes y junto con budistas tailandeses y birmanos anticomunistas están batiéndose el cobre. Esperemos que el resto despierte del engaño de Rusia: ES EL MISMO COMUNISMO DE SIEMPRE, ENCUBIERTO CON SÍMBOLOS DE LA SANTA RUSIA DE LOS ZARES, a la que exterminaron. Hay esperanzas de que Kiev, con el asesoramiento de los chechenos enemigos del títere sanguinario Kadyrov sea un nuevo Grozny para Moscú. La postmodernidad se debate víctima de sus más horrendas "creaciones", como el neosovietismo putinista.

Miguel Rodríguez (España)

jueves, 24 de febrero de 2022

EL SIGNIFICADO DE UCRANIA, por Juan Manuel Garayalde.

EL SIGNIFICADO DE UCRANIA




Ucrania quizás sea la tumba de todos los resabios del comunismo en la vieja Rusia, que ha probado sobrevivir de la mano de oscuros funcionarios de la vieja nomenclatura como Vladimir Putin y de nuevos "ideólogos" que sembraron confusión doctrinaria en un mundo que había festejado la caída del Muro de Berlín y del imperio ateo y genocida de la URSS.


En nuestro ambiente Alexander Dugin cumplió ese papel: con él la derecha se tiño de rojo. La URSS había sido "fascista". La ideología "euroasiática" era ahora la salvación contra el enemigo atlantista: USA, Inglaterra e Israel. Como si el sionismo no hubiera tenido nada que ver con el nacimiento de la URSS y su sostenimiento por más de 70 años.


Ahora todos somos "socialistas". Al final, el nazismo, el falangismo y el fascismo eran burgueses. Y el discurso cada vez más rojo, cada vez más cercano al verdadero enemigo que salió vencedor en 1945, mientras Churchill se agarraba la cabeza diciendo “¿qué hicimos?”.


Pero hoy, 24 de febrero de 2022, el COMUNISMO volvió a mostrarse tal como es: masacrar a su propio pueblo primero, para luego ir pergeñando su expansión hacia afuera, hacia un nuevo “multipolarismo”, con fuerte tufo “bipolar”, en todo sentido. Hierro. ¡Quién más que Ucrania sabía lo que era vivir bajo la URSS!. Nación sembrada de tumbas de “traidores” al ideal Comunista y lugares destrozados por la radiación. Ahora lo tienen a Putin, ensalzado por la derecha teñida de rojo.


Desde 1991 con la caída de la URSS, la derecha, o al menos la que tendría que haber sido tal, perdió un tiempo muy precioso. El enemigo que se declaró vencedor, fue el sistema Liberal, esa cosmovisión, en el fondo de izquierda, que tiene también su acta de nacimiento político en el genocidio revolucionario de 1789, y sus acciones contra imperios tradicionales como España, su participación en la Primera Guerra Mundial que derrumbó los últimos imperios cristianos de Europa, y finalmente, culminó su criminalidad, con las bombas atómicas sobre Japón. Aunque esa historia sigue, y sigue con las masacres perpetradas en países de tradición islámica antidemocrática, que, con claridad absoluta, estos últimos, lo ha definido como “El Gran Satán”.

El motor de la cosmovisión liberal es lo que ofrece: un confort materialista, que las personas aprueban con su voto. Ese es y será el talón de Aquiles del sistema liberal: la DEMOCRACIA COMO FORMA DE VIDA.
Creo que no necesitamos a Ghandi para que nos enseñe como NO COOPERAR con un Imperio Moderno.

El primer paso para demoler ese sistema, y ​​​​que no se hizo desde 1991, es rechazar el sistema electoral, buscar otros medios de combatir al sistema liberal más estructurados, sin tener que VALIDAR la partidocracia con partidos que a nada llevan y hacer perder energías y ser invadidos por el veneno del rencor dentro de las propias filas. Hoy, la derecha electoral en argentina es “libertaria” y sionista. ¿algo más que agregar?

En conclusión, la “derecha” buscó vivir en el sistema, CON SUS REGLAS, y VALIDARLO, sin conseguir absolutamente nada. Por lo tanto, ya no es DERECHA en el sentido tradicional del término, sino que es centro-derecha, cuyo centro es el LIBERALISMO.

Julius Evola lo ha descrito todo esto a la perfección. Fue el último gran metapolítico que ha dado la humanidad. Las armas doctrinarias están ahí, y no para justificar tergiversando su pensamiento con las aventuras ideológicas de otros, como Dugin, que se dice “evoliano”. Aunque afortunadamente y gracias a la labor realizada por nuestro Centro es cada vez más heideggeriano y marxista que tal cosa.

Pero primero, terminemos de revelar la farsa de Putin como liberador de las naciones de Occidente. Apenas es un oscuro Kruschev, que manda sus tanques contra su propio pueblo.


Y a no olvidarse: RUSIA, nació en la RUS DE KIEV, de guerreros vikingos que al no poder tomar Constantinopla asumieron su Fe, una FE que muy a pesar del despotismo ilustrado de los Romanov, aprovechó sosteniendo una idea de IMPERIO que en Europa iba resquebrajándose a causa del liberalismo politico en alza.


Hoy todos somos la RUS DE KIEV, porque si a los pueblos se les da la oportunidad, vuelven a pensar en sus raíces, y los estandartes que porten símbolos de la Patria Eterna Celestial estarán en alza enfrentando al enemigo. Y la TRADICIÓN estará de vuelta de pie en esta Edad Oscura.


Juan Manuel Garayalde

martes, 22 de febrero de 2022

EL CENTRO EVOLIANO DE AMÉRICA ANTE LA INVASIÓN RUSA A UCRANIA


EL CENTRO EVOLIANO DE AMÉRICA ANTE LA INVASIÓN RUSA A UCRANIA 



De acuerdo al pensamiento tradicional al que adherimos, EEUU y Rusia son las dos expresiones extremas de la modernidad fundadas ambas en un materialismo esencial respecto de cual la economía y el bienestar material representan el destino del hombre. Sin embargo lo que en un primer caso se obtiene en forma espontánea y determinada por la propaganda impartida por los medios masivos de difusión, en el segundo tal materialismo (histórico y dialéctico) se ha plasmado en forma coercitiva y violenta a través de gulags, campos de concentración o lisa y llanamente eliminaciones físicas a los opositores mediante piolets o polonios, de acuerdo a los avances tecnológicos adquiridos.



Es desde este punto de vista que nuestro Centro, de acuerdo a lo sostenido adecuadamente por el maestro Evola, considera que por una razón de supervivencia debe darse prioridad a la destrucción del primer imperialismo para luego concentrar nuestras baterías en contra del segundo.

Esto fue entendido en su momento por el movimiento muyaidin afgano que permitió aliarse con los EEUU para hacer frente a la invasión soviética y de esta manera lograr su derrota y posterior colapso como un paso anterior y necesario para producir el siguiente: la eliminación de toda forma de mundo secular en donde lo sagrado fuera vedado.En cambio en lo que fuera la experiencia del Estado Islámico en Irak y Siria, el hecho de haberse opuesto simultáneamente a ambos materialismos, significó el colapso del mismo.

Agreguemos además que el imperialismo ruso, a diferencia del norteamericano, es fundamentalmente ideológico recabando sus energías en forma secularizada del carácter teóforo que poseyera la antigua Rusia zarista que se reputaba a sí misma como la encargada de hacer triunfar el legado de Dios por el mundo. En este caso su dominio se ha basado históricamente en sucesivas formas de sugestión por las cuales obtuvo a lo largo del planeta la colaboración incondicional de una serie de seguidores que actuaron en modo diligente y obtuso como sus agentes. En el siglo pasado, hasta la caída de la URSS, ello se expresó a través de la ideología comunista según la cual si tal sistema triunfaba en Rusia demostrando así su mayor eficacia, iba a lograrse por extensión el triunfo del tal forma de materialismo por el mundo entero, apareciendo en este caso la mayor eficiencia del capitalismo de Estado que del individualista y de mercado representado por los EEUU. Ahora, tras el colapso de la antigua URSS la nueva forma ideológica implementada es el comunismo nacional euroasiático, formulado también como cuarta teoría política, según el cual si Rusia lograra impedir el avance de los EEUU nos encontraríamos viviendo milagrosamente con un mundo multipolar de libertades y portentos para todos.

Nosotros sostenemos que el dominio ruso del planeta en cualquiera de sus comunismos implementados y sustentados en forma ostentosa por sus multimillonarios que por el mundo exhiben sus impresionantes riquezas, es mucho peor que el capitalismo individualista de los EEUU pues allí donde ha logrado establecerse ha significado esclavitud, muertes y persecuciones sanguinarias.


Por lo dicho manifestamos nuestro repudio más absoluto por la invasión rusa a Ucrania realizada por el Sr. Putin quien en su discurso reciente ha manifestado sentirse en continuidad histórica con el líder comunista Lenin y que su deseo es volver a reconstituir las fronteras de la antigua Unión soviético


Sostenemos como medida inmediata que Ucrania ingrese a la Otan y que fuerzas de tal contingente se establezcan allí para defender su soberanía ante el avance ruso.

MARCOS GHIO, Presidente.
JUAN MANUEL GARAYALDE, Secretario General.


Buenos Aires, 22/02/22

martes, 25 de enero de 2022

Los Textos Sagrados en el mundo actual, por Francisco Galarza

Los Textos Sagrados en el mundo actual





Consideramos que, dado que la sociedad contemporánea es una de las mas peculiares que jamás hayan existido, pues por una parte es profundamente ignorante de las cosas que en verdad son importantes y al mismo tiempo sabe mucho sobre cantidad de cosas que no tienen la menor relevancia, y por otro es extraordinariamente soberbia y arrogante descalificando como irrelevante todo lo que desconoce y/o no se ajusta a su vida cotidiana, nos parece adecuado primero señalar lo que no son los libros sagrados antes de aproximarnos a su valor mas significativo.

Desde luego hay toda clase de bibliografía relativa a los libros sagrados, desde los libros más serios y que tratan el tema de forma adecuada, que son los menos, hasta una enorme cantidad de libros escritos por especialistas de toda clase y que explican desde sus respectivas especialidades académicas qué es y qué valor tiene tal o cual libro sagrado al que le hayan dedicado sus estudios.

Y por supuesto, en otra categoría, abundan los libros escritos por autores superficiales, que aportan todo tipo de puntos de vista, incluidos aquellos que inventan toda clase de hipótesis fantasiosas sin tener el menor conocimiento sobre lo escriben. De este tipo de autores no nos ocuparemos aquí.

En el grupo de los especialistas, como los historiadores, filólogos, epistemólogos, teólogos, entre otros, los que se consideran mas “objetivos” y serios, y por lo tanto imparciales respecto al o los textos sagrados que estudian, se ciñen lo mas rigurosamente que pueden al método científico, es decir, hacen sus estudios y llegan a sus conclusiones basados en pruebas y también a cierta cantidad de relatos verificables que sean o provean de cierta consistencia. Los aspectos que no pueden ser ni comprobados, ni tampoco al menos razonablemente rastreables con relatos indirectos, se dejan como cuestiones de fe o creencias personales para el lector. Muchos de estos libros desde luego aportan datos y estudios valiosos, en especial para poder situar correctamente los textos analizados y su circunstancia histórica, entre otros aspectos interesantes que atañen a la circunstancia propia del texto estudiado.

De este modo, los especialistas en estudiar los libros sagrados, llámese la Biblia, el Corán, el Avesta, los Vedas, el Dhammapada, el Bhagavad Gita, el Canon Pali (Tripitaka), etc., son categorizados como expertos en “literatura”, ya sea religiosa, mística, sapiencial, ritualista, piadosa, poética, etc. Éstos resaltan también el origen histórico verificable más antiguo posible y las consistencias o inconsistencias en quién o quiénes se supone que son los autores-escritores, el estilo literario, si es homogéneo o si no lo es, si corresponde al de la época en cuestión o no, y muchos otros aspectos de ese tenor. Desde luego, todos estos expertos, dan por descartada “por falta de pruebas” cualquier intervención superior, entiéndase divina, directa, indirecta, o de cualquier otro tipo, reduciendo de hecho, todos los libros sagrados a una mera invención humana. Eso significa quitarles todo valor superior a esos textos, y situarlos casi al mismo nivel que cualquier novela, libro de texto, ensayo, y demás.

En el caso particular de la Biblia, uno de los aspectos que devora cantidad de tiempo de los especialistas en diferentes ramas, es el de determinar qué relatos son comprobables en términos de su veracidad y rigor históricos. Desde si realmente Moisés atravesó el Mar Rojo, o si Cristo resucitó o no, entre muchos otros. Obviamente, nunca han encontrado “pruebas” de ello en un sentido o en otro, lo que les sirve para reforzar sus preconcepciones “científicas”.

Así que al final, sin importar a qué autor especializado se lea, todos comparten el mismo problema de origen: su formación (post)moderna -¿o deberíamos decir deformación?-, su “rigor científico”, queriendo aproximarse y aplicar a los textos sagrados, los mismos métodos que se pueden utilizar para analizar el mundo sensible (y por lo tanto con las mismas limitaciones), como saber si una novela, realmente la escribió Julio Verne o no, o si la noticia publicada en el “diario X” relata lo mismo que lo publicado en el “diario y” el mismo día, y de no ser así, cuáles y por qué son las inconsistencias.

Tratar de aproximarse así a cualquier libro sagrado para conocerlo, entenderlo y valorar su contenido, es incorrecto, pues de hecho, antes de iniciar el estudio se parte de un error de concepto, tratar de aproximarse a <<un texto que es esencialmente de una naturaleza diferente>> a lo que el experto o especialista categoriza siempre, sin darse cuenta, como profano.

Bajo esta forma profana y científica de pretender llegar a validar la veracidad o no, la relevancia o no de un texto sagrado, ocurre con frecuencia que la atención se centra mayormente en la literalidad del texto, y el significado simbólico-espiritual (el mas valioso) se vuelve algo menos a lo que no solo el especialista en turno considere, sino que se vuelve moldeable al gusto de cada lector, es decir, se llega a la conclusión de que cada quien puede asignarle el significado que guste, lo que equivale, desde el otro extremo, a reducir ese texto sagrado a la inanidad de la relatividad individual.

Leer y entender un libro sagrado requiere de una aproximación totalmente diferente, si es que lo que se quiere es entenderlo en sus aspectos relevantes y no en sus aspectos mas exteriores y contingentes, lo que parece ser el patrón común al menos en los ámbitos académicos y de los expertos.

Algunos aspectos relevantes que se deben tener presentes previamente cuando se va a leer o estudiar un texto sagrado, son entre muchos otros, que quienes se tomaron la tarea de plasmarlo por escrito, no estaban pensando en un relato noticioso, ni histórico, ni en hacer “buena literatura”, tenían en mente transmitir de la mejor forma posible verdades espirituales, que son atemporales, y la mejor forma de hacerlo, es con símbolos o en su defecto, con relatos mitológicos, o por lo menos alegóricos, entendidas estas palabras en su sentido original y no lo que hoy apresuradamente se entiende, cuentos, inventos sentimentales o incluso cierto tipo de manipulación social de las clases dominantes respecto a las menos favorecidas económicamente. Para ello, hay que conocer, al menos un poco, a la civilización y su contexto que originó tal o cual texto sagrado. No se puede simplemente extrapolar y querer entender con los parámetros mentales actuales.

Gran variedad de pasajes pueden tener un cierto “soporte” histórico limitado, pero es solo un apoyo, una referencia sobre la cual construir y explicar la(s) verdad(es) espiritual(es) que se quiere(n) exponer, y por lo tanto, que van más allá de un simple relato histórico-literario ocasional.

Los libros sagrados no son literatura, ni libros de historia religiosa, ni una especie de crónica noticiosa primitiva para quienes vivieron en esos tiempos. Si fuera así, les pasaría lo mismo que le pasa al 99.9% de los libros, perderían relevancia en pocos años, a lo sumo en pocas décadas.

Conforme surgieron los diferentes libros sagrados, fue con la intención de preservar y heredar (transmitir, de Tradición) a las futuras generaciones, de la mejor forma posible, pero limitada, verdades trascendentales de lo divino, el mundo y lo humano y la conexión entre los tres.

Cada una de esas obras, desde su propia civilización, y por lo tanto con puntos de vista diferentes, pero no opuestos o excluyentes, haciendo un esfuerzo realmente notable, pues tratar de transmitir cierta(s) verdad(es) o principio(s) espiritual(es) con palabras escritas, es en extremo complejo, pero es la única forma de hacerlo cuando una Tradición se empieza a perder, y es mejor que quede algo que pueda ser transmitido al menos de forma parcial, con todos los riesgos que eso implica, a que dicha Tradición se pierda por completo.

Cuando se lee cualquier libro sagrado, lo importante es tener presente qué nos quiere mostrar a nivel interior, esencial, que atiende a la Naturaleza Humana Integral -y no ha determinado tipo de ser humano y su inmediata circunstancia- a su relación con lo Superior, el tiempo en este mundo, cómo ser una mejor persona mas allá de cuestiones morales y éticas temporales, sino en términos de realización metafísica.

Francisco Galarza


Enero de 2022.

domingo, 16 de enero de 2022

LA GUERRA DE UCRANIA Y LOS HACKERS

LA GUERRA DE UCRANIA Y LOS HACKERS 

Hacker ruso en acción

Al parecer se reputa ya como un hecho inminente una invasión rusa a Ucrania, la que estuvo precedida hace pocos años por la que se realizara en su provincia de Crimea, luego en las que componen el Donbass, camuflada esta última por la presencia de ‘voluntarios’ rusos que atacaron dicho territorio en forma no oficial. Ahora -y luego de la reciente participación de tropas rusas en Kazakhstán para ‘preservar la paz’ e impedir una revolución de color prooccidental- vuelve a la palestra un viejo tema promovido especialmente por ese conjunto de hackers rusos, cibernéticos e intelectuales, encargados de deformar la realidad y generar en el seno de quienes, por no querer ser norteamericanos, tampoco desean ser rusos, una serie de lugares comunes y sofismas tratando de convencernos de las ventajas que proporcionaría a todos nosotros tal posibilidad de invasión.

El primero de ellos y principal consiste en considerar, tal como dijera el líder ruso Putin, como una tragedia histórica la disolución de la Unión Soviética, en tanto que, no solamente habría significado ello detener un impulso benefactor para la humanidad toda producido desde el antiguo zarismo, sino que habría brindado a su gran enemigo, que también lo sería de nosotros, los EEUU, o lo que suele calificarse como ‘mundo globalizado’, una excelente ocasión para expandirse por doquier sin hallar más el único obstáculo que lo detenía que era justamente ese conglomerado histórico tan necesario para nuestra libertad y ‘diversidad cultural’. Por tal motivo es que los hackers nos invitan calurosamente a apoyar la invasión rusa a Ucrania en tanto formaría parte de un proceso restaurador y que breguemos así por obtener una nueva URSS, esta vez ya no crudamente comunista como antes, sino más afín con el antiguo zarismo, lo que representaría la única posibilidad real para detener al imperialismo norteamericano y sus adláteres.

En lo que sigue contestaremos tales falsedades:

1) El rol de Rusia a lo largo de la historia reciente

El maestro Evola, en su inolvidable obra Rebelión contra el mundo moderno, resaltó sobremanera las semejanzas esenciales entre los dos imperios o al menos que pretenden ser tales, representados por EEUU y Rusia. En ambos casos existe una misma idea mesiánica de corte religioso que los sustenta pues se consideran por igual como el pueblo elegido enviado por Dios a la Tierra para hacer cumplir sus designios. Esto se lo ve en la misma Constitución de los EEUU la cual, tal como se formulara inicialmente, no fue pensada solamente para los 14 Estados que la elaboraron, sino para el mundo entero el cual debía con el tiempo confederarse o asociarse a tal conglomerado, o al menos asumir forzosamente su punto de vista y filosofía, considerado por ellos mesiánicamente como el superior a todos.

Una idea similar, aunque no precisamente bíblica o evangélica como en el primer caso, fue sustentada por la potencia de la Rusia zarista la cual se reputó como la expresión de un pueblo teóforo, encargado también de hacer triunfar los postulados de Dios, aunque en este caso por no ser su origen protestante como el norteamericano, el acento estaba puesto más en aspectos de corte ritualista, como los que separaban a la Iglesia romana católica de la bizantina, tratando así de resolver los distintos conflictos que se operaran en el seno de la cristiandad erigiéndose Moscú como la tercera Roma, la definitiva luego de la de Bizancio coartada por el avance musulmán, en representación todo ello del reino del Espíritu Santo. Sin embargo este ideal mesiánico no siempre estuvo signado expresamente por un motivo puramente religioso ya que con el pasar del tiempo en ambos casos dicho factor fue suplantado por el mero afán de dominio de tales naciones operando la religión en todo caso como un elemento secundario y convocante. Por lo tanto existió aquí una dialéctica entre el factor religioso comprendido en su aspecto esencialmente espiritual y sagrado con una orientación que en cambio hacía primar meramente el elemento puramente exterior del mismo, tal como sucederá luego.

Es de destacar al respecto que la postura tradicional del zarismo ruso ligado estrechamente a la cristiandad estuvo presente en varias circunstancias históricas, alcanzando su plenitud en la guerra contra Napoleón, el representante militar de los principios seculares y modernos originados en la Revolución Francesa y que fuera derrotado principalmente gracias al aporte de tal potencia militar. A posteriori el zarismo -y siempre en esa misma perspectiva tradicional- supo participar del espíritu de la Santa Alianza que agrupó a la totalidad de las monarquías europeas, con excepción de la británica influida por la masonería, para hacer frente a la subversión moderna motorizada principalmente por la Revolución Francesa y por las revueltas posteriores de 1848 y 1871. Sin embargo este conglomerado tradicional que junto a otros pudo detener por varias décadas el avance de la revolución terminó con el tiempo siendo infiltrado y disuelto por esas mismas fuerzas contra las que se combatía lo cual se plasmó en el fenómeno de la Primera Guerra Mundial en la cual el zarismo traicionó sus postulados aceptando aliarse con las democracias masónicas, inglesa, francesa y norteamericana, en contra de monarquías tradicionales como la austro-húngara y la otomana con las cuales compartía principios superiores por encima de formas religiosas o intereses nacionales singulares, haciendo primar en cambio meros apetitos políticos y económicos.

Este envión disociatorio, por el cual las fuerzas de la subversión lograron enfrentar entre sí a monarquías que deberían haber estado unidas, dio como resultado la supresión de todas ellas y el inicio de un proceso disolutorio que arriba hasta nuestros días respecto del cual sea el comunismo, que ha sido lo propio de la secuela de un zarismo degenerado, como el liberalismo, producto de la masonería y del encuadre mesiánico norteamericano propio del protestantismo, serán las consecuencias finales.

b) Comunismo y eurasianismo


El imperialismo ruso luego de su expresión zarista degenerada se manifestó a través del comunismo primero y luego del actual eurasianismo, que es una forma más actualizada del comunismo nacional instituido en su momento por Stalin. Así como este último, en oposición a su rival Trotsky, había convencido a los comunistas del mundo que debían dejar de ser internacionalistas y bregar por el triunfo de la Unión Soviética pues de tal manera se manifestaría ostensiblemente la superioridad de tal sistema sobre el capitalismo, la actual forma renovada por el Sr. Putin, quien reivindica tal pasado en forma ostensible, manifiesta también que si el imperio ruso se vuelve a constituir luego de la caída de la URSS, el mundo marchará a las mil maravillas y seremos todos libres y no sometidos más al poder globalizador de los EEUU y las mafias financieras que lo controlarían. No hay pues diferencias mayores entre estas tres expresiones imperialistas gestadas primero por un zarismo degenerado y luego por el comunismo y el actual euroasianismo o nacional comunismo (hay una pluralidad de nombres al respecto). Se trata en todos los casos de una misma oligarquía sedienta de poder y que finge liberar a los pueblos haciendo ostentación de su gran capacidad militar, pero en la práctica se trata de una dictadura sanguinaria que no ahorra medios para dominar a las personas.

c) ¿Cuál es el enemigo principal?


A diferencia de lo que sostienen los hackers rusos para los cuales el gran enemigo que tiene el planeta es el liberalismo y su patrón que son los EEUU y que por lo tanto debemos apoyar a Rusia, en tanto que nos liberará de tal flagelo, nosotros en cambio pensamos que es al revés. La sociedad democrática norteamericana, si bien en el fondo es lo mismo que la rusa ya que en ambos casos priman los principios de la modernidad (1), al menos permite la presencia de una cierta libertad de opinar y disentir, tal como lo estamos haciendo por ejemplo en estos momentos, cosa que no sucede en cambio con el gulag ruso en cualquiera de sus manifestaciones. En dicho universo sería inconcebible la existencia de un Navalny o de envenenamiento de opositores con polonio, tal como ha sucedido en abundancia con todo el exilio que se ha podido constatar.

Esto no significa en modo alguno embanderarse con tal sociedad sino por el contrario, en el conflicto que pueda haber entre ambos imperialismos, apoyar al norteamericano para que termine con el ruso. Y más aun bregar y apoyar a aquel gobernante que estereotipe las diferencias entre ambos imperialismos. En este aspecto reputamos que el bando demócrata cumple mejor la función que el republicano (2). Esto mismo es lo que hiciera Bin Laden en la guerra de Afganistán. Se alió con los EEUU para abatir al comunismo ruso en tal país para luego marchar contra los EEUU.

d) La guerra de Ucrania

Ya se calcula como un hecho inminente la invasión rusa a tal país y al respecto una fuerza tradicional debe denunciarla y enrolarse del bando de los defensores de la soberanía ucraniana. El imperialismo ruso debe ser suprimido del mismo modo que el norteamericano en segundo lugar. Debe sostenerse la necesidad de que Ucrania ingrese en forma decidida y plena a la OTAN y que Europa en su conjunto salga a defender, no meramente con presiones, la soberanía de tal país.



Notas

(1) Una de las confusiones que se han puesto en circulación para impulsar el apoyo a Rusia estriba en el hecho de que tal régimen combate la ideología de género, a los homosexuales y el aborto, que son en cambio impulsados por el mundo moderno. Al respecto queremos resaltar que, amén de que tal cosa también acontecía cuando gobernaba Stalin, a nosotros los tradicionalistas nos debe resultar en el fondo indiferente que una sociedad moderna estereotipe su proceso de degeneración la cual muchas veces puede ser hasta provechosa para acelerar su disolución. Lo tenemos que repetir una y mil veces: somos tradicionalistas, no conservadores. No tenemos nada que conservar de este orden moderno.

(2) Es de recordar los dos casos más recientes de gobernantes norteamericanos como Bush jr. Y Trump. El primero se dejó impactar por un crucifijo que le mostró Putin desde su niñez, por el cual lo quiso convencer que era cristiano. Esto sirvió para que no hiciera absolutamente nada ante la invasión rusa a Georgia. El segundo reputó también a Putin como un gran gobernante al que quería imitar. Por tal motivo en vez de aliarse con el movimiento mujaidin en contra de Rusia, tal como hicieran sus predecesores, se alió con Rusia a quien permitió invadir Siria para abatir al Estado Islámico.

16/01/22

lunes, 10 de enero de 2022

EL PAPA Y EL TRANSFERT

EL PAPA Y EL TRANSFERT



En este clima terminal de la era del paria en el que nos encontramos se asocian fenómenos físicos y metafísicos, mezclándose ambos con suma asiduidad e insistencia.

La contaminación ambiental producida entre otras cosas por el consumo masivo de agrotóxicos ha generado en esta humanidad actual un incremento notorio en los casos de autismo y de conductas derivadas del mismo como ser la ilogicidad, la confusión de causas con efectos, así como fenómenos conocidos psicológicamente como transfert por los cuales, ante el terror que representa la realidad que nos circunda, se buscan chivos expiatorios y se transfieren a los mismos las culpas de lo que está sucediendo tratando así de evadir responsabilidades.

Este fenómeno lo hemos visto justamente días pasados cuando el papa Bergoglio, respecto del cual hemos tenido una serie de críticas principalmente de carácter pastoral, ha sin embargo resaltado con justicia un fenómeno notorio hoy en día en el seno del mundo occidental y principalmente europeo, aunque incluyendo en el mismo también a otros como especialmente Rusia. Y consiste principalmente en el hecho de que, debido al aborto y demás medidas anticonceptivas en que los mismos han acudido, hoy se presencia un notorio fenómeno de disminución alarmante de la población que en el caso de la antes aludida euroasiática nación alcanza hasta cinco millones menos de habitantes por año. Y esto, ha hecho notar Su Santidad, se debe al hecho de que el hombre actual ha renunciado a la paternidad y ha reducido el sexo a un mero fenómeno de goce ilimitado, transfiriendo la carga afectiva que antes se dirigía a los hijos a una serie de sustitutos tales como las mascotas las que ocuparían el lugar de la responsabilidad respecto de la descendencia. En este caso el pontífice ha resaltado con razón que el fin del hombre en esta vida, a diferencia de lo que sostiene la degeneración postmoderna, es la trascendencia y que ésta se alcanza en grados diferentes, siendo la perpetuación de la propia estirpe, es decir lo que está más allá de una vida singular, una meta a alcanzar, subordinada a una mayor, pero perfilada en una misma dirección, que es la conquista de la eternidad,

Obviamente que la opinión pública autista saturada de consumo de drogas y agrotóxicos, reducida en exclusividad al plano material y de la inmanencia, que ve en el pontífice a uno más de los tantos y para colmo reprimido freudianamente en sus instintos sexuales, es decir desconocedor de aquella realidad superior que gobierna la vida, reaccionó burlonamente ante tan evidente constatación.

Y henos entonces aquí que, de acuerdo al transfert antes aludido, para la misma en cambio la conclusión a sacar es la siguiente: si bien es cierto que la población blanca disminuye, ello no sería culpa del desenfreno sexual ni del amor por las mascotas, sino en cambio por una conjunción de factores altamente planificados; por un lado las vacunas contra el covid que habrían sido creadas especialmente para tal propósito a fin de convertirla en estéril e impotente, ya que tal grupo étnico sería un duro obstáculo para los popes del mundo moderno, el pomposamente denominado poder globalizador, pues no habría sido el que creó las grandes degeneraciones que singularizan nuestros tiempos, como el capitalismo y el comunismo. Por otro lado tal actitud se asociaría también con aquello que ha sido llamado como el gran reseteo. En este caso, junto al genocidio generado por las vacunas anticovid, se produciría un fenómeno intenso de inmigración y mestizaje principalmente africano por el cual continentes como el europeo dejarían de ser blancos para hacerse en cambio de color en manera cercana y junto a la invasión a su vez de una religión pavorosa en la cual las personas, en vez de lanzarse alocadamente a fornicar y consumir, en cambio rezarían hasta cinco veces por día. Y muchas horas más las dedicarían a preparar tales eventos. No habría sido casualidad entonces que tal poder que todo lo controla y maneja, menos a ellos curiosamente, no habría vacunado casi a los negros.

Pero en esto también hay que volver a resaltar el fenómeno del transfert. Si bien es verdad que hoy en día presenciamos una intensa inmigración africana, la misma no es producida voluntariamente por los negros sino que es el producto de la destrucción del propio continente generada por la alocada tecnología propia del capitalismo blanco. La desertificación del África produce expulsiones obligadas de habitantes hacia regiones en donde la misma no ha acontecido en tanto no fue allí en donde se extrajeron los recursos. Si el mundo blanco hubiese querido no ser invadido por los negros, debería haber cesado de destruir tal continente al cual previamente había ‘colonizado’. Pero además resulta falso también que no se desee que ingresen los negros, más bien lo que se propone no es prohibir su entrada, sino regularizar su ingreso. Esto significa hacerles más difícil el arribo obligándolos a naufragar en chalupas en medio del mar torrentoso en modo tal que, de acuerdo a la darwiniana selección natural, lleguen al continente los más aptos y más útiles para las tareas serviles que antes se denominaba con mayor sinceridad esclavitud.

Por último cabe acotar, refutando una vez más al transfert, que si bien es cierto que se producen mestizajes e incremento alocado de población de color en suelo europeo, ello no se debe a la violencia ejercida por éstos en contra de la mujer blanca, sino lo contrario al hecho de que como se ha extendido la idea freudiana de una sexualidad principalmente priápica, el negro se ha convertido en objeto de deseo y son los blancos los que los solicitan. Por lo tanto son éstos los que producen el mestizaje y no el poder golbalizador como se dice en actitud de transfert.

Es de esperar que el papa Bergoglio tome cartas en el asunto y asuma con firmeza la idea de que hasta que no se concluya con el mundo moderno y con las degeneraciones mentales producidas por la contaminación ambiental que son el última instancia la explicación de la actual mentalidad conspiranoica, será imposible volver a una humanidad normal en donde la descendencia sea una meta superior por parte del hombre, un deber a asumir con la estirpe a la que se pertenece y un escalón más en el camino hacia la trascendencia.

sábado, 1 de enero de 2022

MIRAR PARA ARRIBA

MIRAR PARA ARRIBA


Nunca como ahora una película producida por Netflix ha dado más claramente en la tecla respecto de lo que está pasando en estos días. Resumamos el argumento para quienes no la han visto. Una pareja de astrónomos hace un descubrimiento sensacional: un cometa de 10 km de diámetro se dirige hacia la Tierra de manera irreversible y su colisión con la misma produciría la desaparición de nuestro planeta. Ante esta eventualidad de catástrofe la única solución posible es lograr, con los medios tecnológicos existentes, desviar la trayectoria del mismo en modo tal de evitar el trágico choque. Pero henos aquí que cuando la pareja pretende hablar con quien está a cargo de la presidencia de los EEUU, una mujer, interpretada magistralmente por la actriz Meryl Streep, ésta se desentiende del problema dando en cambio prioridad a cuestiones intrascendentes de la politiquería vernácula, tal como es costumbre inveterada de nuestra clase gobernante. Luego de haber fracasado también con la 'prensa seria', intentan acudir a la opinión pública a través de la participación en un programa de audiencia masiva. Pero, debido al grado de estupidización colectiva propio de la era del paria en la que nos encontramos, deben hacerlo a través de un programa de chimentos de los que se está acostumbrado a consumir en abundancia. No sólo la información pasa una vez más desapercibida, a pesar de que no se oculta un solo detalle de la gravedad del problema, sino que es hasta motivo de burlas promovidas por locutores estúpidos y pagados de sí mismos, totalmente ciegos ante la realidad que los circunda.

Todo parece haber terminado para mal cuando repentinamente la presidenta cambia de opinión debido a informes de la ciencia oficial que corroboran lo que ya resulta una evidencia irrebatible. Entonces sucede que con gran decisión se ponen en marcha los mecanismos tecnológicos disponibles para lograr que en la atmósfera se logre desviar al cometa de su trayectoria. Pero de repente y cuando todo se estaba encaminando, acontece un fenómeno inexplicable, los cohetes que han sido lanzados al espacio vuelven para atrás y todo cambia de golpe. La presidenta entonces convoca a una reunión urgente de la que participa un gran magnate con la que ella estaba vinculada que manifiesta haber constatado que ese cometa es una verdadera mina de oro repleta de minerales valiosísimos que en caso de obtenerlos permitirían, junto a las opíparas ganancias que recabarían ambos, sanear la economía de la totalidad del planeta, trayendo a todos una gran era de abundancia colectiva. Propone entonces ir extrayéndolos en forma paulatina en modo tal que, a los cinco meses de tal tarea, que es cuando el cometa debería llegar a la Tierra, sólo quede del mismo una pequeñísima porción que cuanto más podría destruir una casa o producir la muerte de escasas personas. Aparece de este modo la lógica del capitalismo por la cual todo lo que es malo lo es apenas en apariencias, pues es en el fondo bueno en tanto que habría en última instancia un dios protector que velaría por nosotros evitando nuestra destrucción, en este caso enviándonos lo necesario para proveer a nuestra felicidad.

La realidad resulta en cambio ser dramática, ninguna de estas maniobras da resultado siendo casi nulo lo que se llega a extraer y el cometa que era antes un punto invisible en el espacio cada vez se va aproximando más a la Tierra hasta llegar el momento en que arriba a verse su estela por lo cual el choque resultaría ya inminente. Y a tal respecto aparece aquí lo más interesante de la cinta que es ver cómo la humanidad atontada de los tiempos terminales, con su presidenta a la cabeza, utiliza este tiempo para distraerse en cosas estúpidas y negar la realidad hasta llegar a manifestar que no es conveniente mirar hacia arriba pues se trataría de un gran montaje pergeñado para esclavizarnos y asustarnos inútilmente.

La película guarda estrecha relación con la situación actual. Estalló en el mundo una tremenda pandemia universal por primera vez en nuestra historia, la que produce millones de muertes y lesiones severas en las personas y cuyo virus posee además una capacidad antes nunca vista de mutar y reproducirse. La suerte ha sido que se llegó a descubrir una vacuna en corto tiempo, del mismo que en la cinta aquí aludida un par de científicos pudo anticipar en cinco meses la llegada de un cometa. Pero como el virus muta de manera incontrolable, resulta indispensable vacunar a TODA la humanidad a fin de que no se generen cepas que logren sortear a las vacunas ya existentes, al mismo tiempo que llevar adelante acciones de cuidado intensísimo para evitar la expansión del virus. Pero para llegar a tal meta TODOS los laboratorios, y no solamente los que desarrollaron la fórmula, deben trabajar al unísono en su producción. Por lo tanto resulta indispensable liberar cuanto antes las patentes medicinales. Pero sucede en cambio que los empresarios inventores, del mismo modo que el magnate que quería hacerse de los minerales del cometa aun corriendo el peligro del choque irreversible, no quieren perder sus ganancias, que ya son monumentales, manifestando en forma irresponsable que gracias al libre mercado es que se pudieron desarrollar las vacunas, como si acaso los hombres de ciencia actuaran principalmente por dinero y no por vocación y la vida no fuese más importante que la economía. La realidad a todo esto ha sido la siguiente: África, que sólo pudo vacunar al 8% de su población, ya desarrolló dos nuevas mutaciones, la beta y la ómicron, India la delta y Brasil la gama entre otros. Y en el caso de la última de todas en aparecer, la ómicron, se ha comprobado que, debido a su alto grado de contagios, sortea a la vacunas. Pero nuevamente, por hallarnos en la era del paria, se combinan aquí factores diferentes que ayudan al virus a desarrollarse. Al egoísmo materialista de los grandes laboratorios debe asociarse la realidad virtual generada por la era cibernética en donde lo puramente imaginario suplanta lo real. Así pues nos hemos hallado con una sarta interminable de movimientos conspirativos antivacunas como nunca se viera antes, y que representan aquí a aquellos que en la cinta sugieren no mirar hacia arriba, ya que siempre la humanidad se vacunó cuando se enfrentó a una epidemia sin acudir a imágenes y representaciones virtuales ya que aun no estábamos en esta decadencia terminal. Hemos oído al respecto las cosas más disparatadas. Desde que la pandemia fue inventada a propósito para disminuir la población del planeta, cosa que luego se cambió echándole la culpa de tal cosa a las vacunas. Desde que poseerían un microchip para controlarnos, como si acaso esta humanidad actual no estuviera suficientemente esclavizada por los medios masivos de difusión. Hasta llegar al ridículo de que no había que vacunarse puesto que había vacunados que también se infectaban confundiendo así las causas con los efectos. Los vacunados se infectan no porque esté mal hacerlo, sino al revés porque no se vacuna lo suficiente y se permite así al virus mutar.

A esto obviamente se asocia la presencia de gobiernos irresolutos y también víctimas de lo virtual que priorizan sus intereses mezquinos, como el magnate de la película o la antes aludida presidenta, antes que la salud de la población. Hemos visto así celebraciones masivas en plena pandemia, funerales de ídolos futboleros, fiestas de la democracia, conciertos masivos de rock y espectáculos deportivos multitudinarios. Lo cual no es sino la contracara del movimiento antivacunas, en donde en ambos casos se disocia lo virtual de lo real. Y del mismo modo se rechaza al Estado suplantándolo por la pseudolibertad producida por el culto por la virtualidad.

Pero no termina aquí el problema. Hemos presenciado cómo, en medio de este marasmo, imperialismos como el ruso, que no se resigna a la disolución de la antigua URSS, a través de sus conocidos hackers fomenta estos movimientos antivacunas promoviendo así protestas desestabilizadoras en los países contra los cuales pretende combatir en una inminente guerra de invasión a la nación europea de Ucrania, actuando una vez más como el magnate del film que quería sacar provecho del problema existente. Los conocidos hackers Dugin y Slavin, en recientes artículos, invitan a no vacunarse y por lo tanto a rebelarse contra el pase sanitario o la vacunación obligatoria. De este modo mientras sus países Rusia* y también China vacunan y toman medidas estrictas contra la enfermedad, los hackers en cambio proponen dejar difundir el virus para obtener una pretendida inmunidad de rebaño, lo que se ha demostrado que es totalmente imposible, pero ello sirve a los fines de la desestabilización de un país.

La cinta aquí aludida concluye con la sensación severa de un planeta que marcha hacia su destrucción irreversible. Nosotros en cambio estamos a tiempo de cambiar el rumbo de las cosas. Frente al libertarismo hoy puesto en boga por el antivacunas, sostener en cambio la soberanía plena y absoluta del Estado, un Estado que actúe como tal y con normas claras y severas y no de manera irresoluta y puramente declamativa, tal como sucede en nuestro días, salvo en China. Sólo así se podrá vencer al mal que nos aqueja o al menos salir de la catástrofe a fin de poder constituir un mundo mejor.



* Debe sin embargo hacerse notar que al imperialismo ruso el tiro le está saliendo por la culata en la medida que también en el propio territorio ha cundido entre su población la idea de que no hay que vacunarse, generándose de este modo una pavorosa pandemia con altos grados de contagios y muertes.