viernes, 13 de octubre de 2017

CUANDO LOS JUDÍOS LITIGAN EN ARGENTINA


Resultado de imagen para pedro Brieger

Un hecho importante ha sucedido en la Argentina y del cual acabamos de enterarnos. El periodista de origen judío Pedro Brieger (ver foto) logró condenar al Centro Simón Wiesental por agravio hacia su persona, ya que su representante lo acusó, en ocasión de una nota sobre un hecho ocurrido en Israel, de Judenrat o de Kapó, es decir el término con el que se calificaba a aquellos judíos que colaboraban con los nazis en los campos de concentración. En su defensa el aludido hizo notar que es hijo de dos ex prisioneros de tal campo en Alemania y que por lo tanto tal calificativo lo afecta sobremanera. Nosotros queremos decir que tal sentencia contrasta con la que se nos aplicara años atrás cuando litigáramos contra un periodista de Página 12, en ese entonces propiedad del titular de dicho Centro, el cual había manifestado en un libro que eramos responsables ideológicos de la profanación de tumbas hebreas en la Argentina y alegaba como prueba al respecto que en una conferencia habíamos manifestado que el ex presidente Alfonsín había trasladado la capital del país a Viedma para consumar el plan Andinia, manifestando poseer un video demostratorio. Luego de demostrarse que nunca espresé tal cosa y al no poder tampoco exhibir tal 'prueba' por haberla 'perdido', el juez se amparó para rechazar mi demanda en el argumento de que se trataba de una simple opinión lo que había vertido y que en todo caso quien se tenía que quejar por lo dicho era el ex presidente Alfonsín quien está muerto. Vemos ahora que el criterio ha cambiado, pero la circunstancia se debe a que quien se puede sentir agraviado por una simple opinión puede obtener una sentencia favorable por el hecho de tratarse de un ciudadano judío el cual como vemos goza en la Argentina de privilegios muy especiales y para el cual no rige por lo tanto aquella máxima del Talmud de que "Cuando un judío y un Goi comparecen en una corte absolved al judío." (Babha Kama, 113a),

martes, 10 de octubre de 2017

RAJOY NO ES FRANCO

RAJOY NO ES FRANCO


En un perfecto catalán aprendido desde hace varias décadas en escuelas en las cuales ha sido impuesto como la lengua obligatoria y principal, en sustitución del castellano o español, el actual gobernante de Cataluña de apellido Puigdemont ha repudiado la actitud contraria a su separatismo por parte del gobierno de Rajoy al cual ha comparado con el eminente estadista Francisco Franco. En homenaje al último gran caudillo de España no podemos de ninguna manera aceptar dicha afrenta. Franco, a diferencia de esta parodia que hoy 'gobierna' a nuestra Madre Patria, jamás hubiera permitido la insolencia del aludido hablando, en el ejercicio de una función pública, en una lengua que no fuera la oficial de la propia nación. Lo hubiera inmediatamente mandado a detener por subversivo, y no hubiera obligado a sus gobernados a tener que acudir a los oficios de un traductor para entender lo que el ácrata quería manifestar. Y antes de eso habría prohibido el uso del catalán en las aulas escolares de España permitiendo en todo caso a aquel que quisiese cultivar dicho idioma que hubiese en las escuelas cursos optativos. Menos aun habría aceptado que nuestra lengua oficial hubiese sido reputada como extranjera y en un grado aun inferior al mismo inglés al tener que escuchar en tal idioma colonial la expresión de que Cataluña no es España. Ante semejantes afrentas y otras que se vienen efectuando con una obtusa pasividad por parte del poder central a esta altura del partido queremos decir: ¿qué importancia puede tener que se declare o no la independencia? Se trata de una pura formalidad. Ya es un hecho real que en la práctica Cataluña es un Estado independiente, hasta se ha dado el lujo de desobedecer su fuerza policial a las órdenes emitidas por el poder central de reprimir. Es sólo cuestión de días o hasta de horas que tal hecho se consume. Para detener esto se necesita un gobierno en serio que tome medidas duras y drásticas como sabía hacer el generalísimo.

lunes, 9 de octubre de 2017

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL SEPARATISMO CATALÁN

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE EL SEPARATISMO CATALÁN 



Es indudable que el separatismo catalán es el punto de partida de la disolución de España pues al mismo, de producirse, le sobrevendrán luego otros y por lo tanto será el paso necesario para la desintegración de tal nación. Nosotros desde ya queremos aclarar que no tenemos nada que ver con la España actual de Zapatero, Aznar o Rajoy, una verdadera antítesis respecto de la tradicional de Carlos V o aun de su último remanente que fuera la dictadura nacional de Franco. Por lo cual poco nos interesa desde el punto de vista de los principios que esté unida o disgregada (más bien que nos gustaría casi esto último). Pero menos aun nos agrada el separatismo catalán fundado en razones burguesas y economicistas totalmente ajenas a un pensamiento tradicional basado en valores espirituales. Creo que en vez el problema habría que formularlo desde un punto de vista circunstancial y táctico en función de hacer valer nuestros propios principios. Y la pregunta a formular es: ¿A quién le conviene que España esté dividida? Hoy en día hay en Europa un conflicto de intereses entre la Otan informada por el imperialismo norteamericano y el ruso euroasiático revitalizado con Putin. Al respecto España ha actuado como parte integrante de la primera enviando tropas a las fronteras de las repúblicas del Báltico para evitar la reconstitución de la antigua ex Unión Soviética. No es casual entonces que sea la Rusia de Putin y sus diferentes satélites europeos quienes se han mostrado como los mayores interesados en tal hecho separatista. Nosotros, como tradicionalistas evolianos, sostenemos que el comunismo no ha desaparecido con el cambio cosmético efectuado por la nueva nomenklatura la cual ha suplantado en todo caso el gulag por el polonio. Que sigue por lo tanto siendo nuestro principal enemigo y que ante el conflicto entre el occidente liberal y el neocomunismo nacional disfrazado de euroasianismo nos quedamos con el primero por razones de estricta supervivencia. Es por tal razón exclusivamente que respaldamos la unidad territorial y política de las naciones componentes de la Otan.

miércoles, 4 de octubre de 2017

LA DEGENERACIÓN DE LA MONEDA

LA DEGENERACIÓN DE LA MONEDA


Del prócer al animal

Ha sido René Guénon quien en su magistral obra El reino de la cantidad demostrara cómo uno de los signos principales de la decadencia estaba representado por la degeneración que había tenido la moneda a lo largo del tiempo. Así pues de ser un símbolo sagrado que señalaba un valor espiritual indicativo de la permanente memoria que el hombre debía tener respecto de los fines a cumplir, ha pasado paulatinamente a convertirse en una cosa puramente numérica y material, de allí su transformación de estar compuesta de metales preciosos de valor intrínseco a tener en cambio un mero carácter arbitrario, reputándosela como un simple objeto de cambio y fiduciario. Y esto se lo ha visto especialmente en la variación que ha tenido en su componente material: del oro y la plata se ha pasado así al papel y por lo tanto de lo permanente y duradero a lo descartable y mutable. La moneda es pues un signo esencial que representa el pasaje del mundo tradicional al moderno.
Más aun la degradación se la ve en los objetos que la misma ha venido representando. De hacerlo primero con dioses o figuras divinas, se ha pasado luego a hacerlo con gobernantes para finalmente prescindir aun de éstos y arribar a lo que presenciamos en estos días en donde de manera por demás paradigmática en la Argentina se ha arribado a representar a animales, siendo ello un signo indicativo de la dirección existencial hacia la que nos dirigimos. El animal simboliza a un ser puramente material en tanto carente de espíritu y su presencia en la moneda señala pues el rumbo que se ha marcado al país así como la clase que hoy gobierna al Estado, es decir la clase económica y burguesa. En otra nota hemos señalado en forma solidaria con esta transformación de la moneda cómo el animalismo, es decir aquella concepción que tiende a exaltar lo animal hasta convertírselo en persona, se ha constituido en una verdadera filosofía en nuestro medio y por lo tanto es coherente con haberlo puesto también en la moneda.
Pero también es bueno recordar aquí cómo en otra oportunidad hemos señalado que la función orientativa y existencial que tenía la moneda comprendida como un medio simbólico que indicaba y hacía permanentemente presente la dirección existencial que el hombre debía tener no ha desaparecido y el signo más claro de que existe un poder oculto que dirige paulatinamente al hombre hacia su destrucción y degradación hacia lo que es menos que humano lo tenemos justamente con el carácter simbólico que se asigna a la moneda. Recordamos al respecto que en 1983, a menos de un año de la conclusión de la guerra de Malvinas,  la efigie del principal prócer que ornaba a nuestros billetes, el general San Martín, apareció misteriosamente con tres seis graficados en su cabeza y en el reverso de nuestro monumento a la bandera que también estaba en el billete, junto a otros símbolos de significado similar, se graficó un diablito con una horquilla.
Hoy a todas luces resulta claro cómo el proceso de animalización en nuestros billetes es solidario y representa una consumación de todos los males padecidos comenzando primero y en especial con nuestro signo monetario que en tal lapso de tiempo ha perdido en varios millones de veces su valor propio así como junto a nuestras Fuerzas Armadas han desaparecido las principales instituciones de la República. En pocas palabras la aparición de animales en nuestra moneda es correlativa y símbolo del proceso de destrucción de la Argentina.

4/10/17


viernes, 8 de septiembre de 2017

ACERCA DEL PELIGRO DE LA SECESIÓN DE LA PATAGONIA REPRESENTADO POR LOS MAPUCHES

EN RESPUESTA A UN MATERIAL QUE HABLA DEL PELIGRO DE LA SECESIÓN DE LA PATAGONIA REPRESENTADO POR LOS MAPUCHES

Resultado de imagen para mapuches

Circulan por internet una serie de materiales que nos hablan, aportándonos 'pruebas', del peligro de secesión de la Patagonia en lo cual estarían trabajando los mapuches como soldados mercenarios de Inglaterra, la que intentaría llevar a cabo sus proyectos que quedaron truncos en 1807 al querer adueñarse de estos suelos. Ésta ha sido la respuesta que efectuáramos ante esta sucesión de notas.



Aun soslayando el hecho de que resulte llamativo que la inteligencia británica, uno de los servicios más eficientes del mundo, haya dejado tan elementales pistas de su accionar respecto del carácter mercenario que tendrían para ellos los mapuches; aun soslayando el hecho de que sería al menos problemático suponer que a Inglaterra le resulten un grave inconveniente para sus intereses Macri y Benetton y que por eso los quiera escindir, quedan por resolver algunas dudas. La primera es que no todos los mapuches son el RAM ni quieren escindir la Patagonia de la Argentina. La segunda es que reclaman la propiedad en las tierras de Ben Etton (hijo de Ben en hebreo) y la tercera y no menos importante que reclaman por los daños ecológicos que el capitalismo salvaje realiza sobre nuestros territorios bajo la mirada cómplice de 'gobiernos' sucesivos. Creo que tendríamos que empezar por ser humildes los nacionalistas. Recordemos al respecto que el Sr. Benetton se adueñó de un millón de hectáreas en la Patagonia al vaLor de una pelota de futbol por cada una de ellas debido a un decreto del gobierno de Menem en 1991, gobernante al cual uno de nuestros referentes, el cnel. Seineldin calificaba como un argentino que piensa patrióticamente. Luego otros multimillonarios como Lewis, Turner, Tomkinson, etc. siguieron su ejemplo y nos guste o no si sumamos a ello el enriquecimiento de los Kirchner que vinieron de esa rica región, la Patagonia ha dejado de ser argentina y recién ahora, gracias a los mapuches prestamos atención a su depredación y enajenamiento. Por eso quizás sea el momento de que empecemos a no dejarnos manejar por slogans y veamos con una mayor amplitud este tema. Quizás los mapuches no sean nuestros enemigos, quizás lo sea en cambio Benetton y quizás a Inglaterra le interese más eSte último que comparte su misma filosofía que los mapuches que sostienen una forma de sociedad precapitalista y que por lo tanto tiene poco que ver con el marxismo el cual lamentablemente tiene la inteligencia política suficiente como para ser capaz de utilizarlo para sus propios fines posiblemente porque haya aun nacionalistas que siguen hablándonos del peligro del plan andinia cuando éste ya se ha producido con Benetton. Y este discurso lo formula alguien que fue el primero que en 1984 en la revista Cabildo habló del peligro de secesión de la Patagonia . Lo que se ignora es que éstE ya se ha producido bajo el gobierno de Menem con la ayuda de nacionalistas como el aludido Seineldin. Por lo tanto no volvamos a cometer los mismos errores.

M.G

miércoles, 6 de septiembre de 2017

LOS MAPUCHES Y EL NACIONALISMO ARGENTINO

LOS MAPUCHES Y EL NACIONALISMO ARGENTINO






El nacionalismo infantil y funcional, del cual se ha hecho eco curiosamente la ministro de Seguridad del actual gobierno, manifiesta que los mapuches que ocuparon una parte de la estancia Benetton actuarían al servicio de Gran Bretaña pues tendrían su sede en tal país. Esto además de delatar el nivel mental de nuestros nacionalistas, no solamente exigiría de su parte explicar por qué la ministro Bullrich se ha hecho eco de tal información, sino lo más importante de todo, por cuál razón a Inglaterra le interesarían más los mapuches que rechazan el expansionismo economicista originado justamente en tal potencia imperial, antes que Benetton que por el contrario lo promueve. O para decirlo en manera más sencilla ¿por cuál motivo el señor Benetton sería más patriota argentino y antibritánico que los mapuches?. Y lo más grave de todo ¿por cuál razón nuestros 'nacionalistas' (y pensamos principalmente en impresentables como Biondini y Salbuchi) hoy concuerdan con Benetton y Bullrich en su condena a los mapuches? Esto nos recuerda cuando tiempo atrás Greenpeace efectuó una toma simbólica de una planta petrolera en el mar del norte propiedad de la Shell y Gazpron salieron a defender las acciones del oligarca Putin en contra de ecologistas argentinos. Con tales nacionalistas, tal Argentina.

viernes, 1 de septiembre de 2017

EL ANIMALISMO

EL ANIMALISMO



Resultado de imagen para pony de palermo

Discriminado en forma muy fascista



Una de las nuevas versiones de la degeneración actual es la representada por el animalismo. Para el mismo las diferencias entre la persona humana y el animal son prácticamente imperceptibles y solamente tienen que ver con la parte externa y corporal que perciben nuestros sentidos. Por tal razón hace pocos días un juez decretó ‘la libertad’ de un orangután en el zoológico por tratarse de 'una persona no humana', en donde por supuesto la función racional o espiritual sería una diferencia puramente accidental, secundaria e imperceptible físicamente, entre los dos tipos de individuos, el humano y el animal, y por lo cual se podría también invertir la tradicional definición aristotélica por la que se manifestaba que el hombre es un animal racional por la recientemente implementada: que en realidad el animal se trataría del mismo modo de un hombre irracional.

Influidos por tal nueva deformación mental se ha llegado a cosas aun más absurdas. Como cuando días pasados, al celebrarse el festivo día del niño, se obligó a un comerciante a sacar de la vidriera a un pony de 80 cm de altura, es decir incabalgable, por tratarse tal cosa de una humillación del equino, a pesar de que se lo viera feliz y contento pastando en pleno recinto, y al cual sin embargo se lo habría convertido en un objeto de oprobio y no en un sujeto de derechos como realmente sería por su condición de persona. Esta imbecilidad no se ha detenido en tales pequeños detalles sino que finalmente ha llevado a la decisión final de cerrar el zoológico de Buenos Aires por ser reputado como un ambiente humillante para los animales a los que se les niega sus elementales derechos. Por supuesto que se ha obviado que tal terrible humillación para la bestia le significa a la misma vivir más tiempo que en el ámbito natural en tanto no debe luchar por su subsistencia y recibe gratuitamente y sin trabajo alguno de su parte aquello para lo cual la misma existe, es decir su mera supervivencia y, a través de la misma, de su especie. Se ha sabido también que por tal sencilla razón los animales ‘liberados’ luego de un tremendo cautiverio de zoológico, murieron al poco tiempo en tanto no eran diestros en la consecución de los alimentos como aquellos que en cambio vivían en ‘libertad’.

Se supone que el animalismo, luego de haber logrado derogar tal medida discriminatoria para con los animales a los cuales en forma fascista se reprimía en jaulas para su escarnio, logrará con el tiempo también que se cierren los mataderos de vacas, ya que matar a una persona sería también un delito en tanto todos debemos gozar de los mismos derechos al estar viviendo en democracia y peor aun sería devorarlos pues incurriríamos también en el aun más grave del canibalismo. Seguirán avanzando: reclamarán por los derechos de los hormigas a poder construir libremente sus hormigueros, por el de los mosquitos de poder disfrutar de un poquito de nuestra sangre y por el de las plantas a poder crecer libremente. En fin, que el último apague la luz.