lunes, 29 de octubre de 2018

CATOLICISMO Y ESOTERISMO

CATOLICISMO Y ESOTERISMO


Una de las características propias de la modernidad es el igualitarismo y su sistema propio: la democracia, que bien sabemos es un fraude institucionalizado. Los hombres no son iguales en cuanto a sus cualidades y capacidades, por ello Dios ha creado una humanidad compuesta por razas y culturas diferentes, con lenguas distintas, haciendo así de la humana a la especie más diferenciada de todas. Así como es difícil encontrar desemejanzas físicas en el reino animal, en cambio en el hombre las mismas saltan a simple vista. De este modo Dios no solamente se ha expresado en lenguajes diferentes de acuerdo a las cualidades propias de cada raza y cultura, sino que también en el seno de éstas ha creado distintas jerarquías de conocimiento. Existen tres tipos de hombre. 1) Aquellos que se conforman con creer, los hombres de fe, 2) Los que además de ello solicitan razones, los retóricos. 3) Aquellos otros que, no conformándose con tales posibilidades, quieren también llegar a ver, son los intuitivos. El orden normal es aquel en donde en la cúspide se encuentran los intuitivos, en el centro los retóricos, que son los que traducen en lenguaje vulgar lo que éstos ven, y en la base están los que creen. La democracia, que puede ser también espiritual, y que en nuestra religión se ha expresado a través del güelfismo, en cambio invierte totalmente este orden. En la cúspide se ubica a los que creen en tanto resultan ser más manipulables, los retóricos elaboran discursos para agrado de las multitudes y ya no en la base sino reprimidos por distintos medios, que de acuerdo a los tiempos que corran pueden ser el gulag o la conspiración de silencio, están los que intuyen en tanto que su presencia resulta peligrosa para el orden democrático.
Es en esta desigualdad esencial que se funda el esoterismo. Dios se ha revelado al hombre a través de los dogmas, pero mientras que la mayoría se conforma con la literalidad de los textos, la minoría en cambio los interpreta en su sentido simbólico. Valgan al respecto algunos ejemplos. La Biblia nos habla de una creación que ha durado seis días, pero el lenguaje simbólico del esoterismo los percibe como etapas cósmicas en donde cada día representa un ciclo que puede llegar a durar, medido temporalmente, millones de años. También se habla de infierno y de paraíso y el lenguaje vulgar al alcance del hombre de fe nos dice que cada uno de estos lugares tiene que ver con la conducta que se ha efectuado en esta vida en relación a la propia religión. Si se la ha aceptado y cumplido con sus preceptos se va al cielo y de lo contrario se ingresa al infierno. Sin embargo el esoterismo considera que no existe proporción alguna entre una falta temporal y un castigo eterno. Más bien la idea es que el infierno es la representación simbólica de aquella muerte en donde no se produce la resurrección, es decir la meta propia de esta vida que es la eternidad, representada simbólicamente por el cielo. Y se puede seguir.
Claro que los demócratas de todas las layas combatirán al esoterismo con una serie de excusas como por ejemplo: ¿Quién le ha dado al intuitivo la capacidad y autoridad para interpretar? Primera norma democrática por la que tiene que ser el pueblo o por sí o por sus representantes el que diga quien es el que sabe. Para concluir luego ¿Quién puede ver a Dios, al espíritu, a la eternidad si tales cosas no están al alcance de todo el mundo? Por lo tanto segunda norma democrática, es decir fe en aquella ciencia que está al alcance de todo el mundo.

BOLSONARO Y LOS GAYS

BOLSONARO Y LOS GAYS



El reciente triunfo de Bolsonaro nos lleva a preguntarnos a cuál de los dos modelos posibles podemos compararlo. ¿Es Hitler o Menem? Al respecto la izquierda con su apologética de los homosexuales promoviendo sus exhibiciones públicas ha logrado que la sociedad en su conjunto, en tanto les resultan de gran repugnancia, se encaminara hacia el discurso antigay de Bolsonaro y lo mismo puede decirse respecto de otros fenómenos concurrentes como el de la corrupción y la violencia. Pero en realidad Bolsonaro no es un nazi como se cree, sino un liberal hecho y derecho para el cual la ganancia es lo principal (Su partido se llama Social Liberal). Promueve entre otras consignas privatizar todas las empresas públicas y la deforestación del Amazonas en tanto resultaría muy rentable. Como buen liberal cree que hay un dios bueno detrás de todos los desórdenes y egoísmos sociales y naturales el cual se ocupará luego por su alquimia que todo transite finalmente por un buen camino. Por eso tales problemas antes planteados son apenas excusas y circunstancias irrelevantes abocadas al fin principal que es llevar a cabo su liberalismo, tal como hiciera Menem quien manifestara que si se declaraba abiertamente liberal no lo votaba nadie. Así pues Bolsonaro no es  Hitler, sino Menem. Por otro lado pensamos también que hay una inteligencia de la izquierda en haber impulsado ex profeso el caos homosexual. La circunstancia es también parecida a cuando en 1966 en nuestro país promovía la violencia callejera para dar un justificativo a la llegada de un golpe militar pues decían que 6 años de dictadura iban a traernos un afán desaforado de socialismo. Ahora es parecido. 5 o 6 años de Bolsonaro, es decir liberalismo extremo en Brasil como el llevado a cabo por los sucesivos gobiernos militares, y el retorno será un socialismo más duro y agresivo que el de Lula o Dilma.
Acotemos que en la Argentina y en una circunstancia similar, para concretarnos otro Bolsonaro, es decir un Menem redivivo, el movimiento gay motorizado por la izquierda revuelve nuestras tripas en sus exhibiciones públicas grotescas. El pasado sábado en una popular esquina se efectuó un 'besazo' de maricas para protestar porque en un bar allí ubicado unos mozos echaron a dos de ellos que se besuqueaban de lengua en una mesa. Al respecto digamos que el gay se trata de un ser híbrido compuesto de un cuerpo de hombre y un alma de mujer y, en tanto el cuerpo es la parte de la persona que se exhibe ante sí y los otros, precisa poner en evidencia su interioridad en conflicto. Una mujer o un hombre no tienen necesidad de exhibirse por lo que son, tal como acontece en cambio con el invertido. Y a tal respecto digamos que las personas normales no están obligadas a presenciar tales espectáculos del mismo modo que no tenemos que escuchar a un cantante que desentona o grita. El gay tiene que hacer sus cosas en su casa del mismo modo que el que desentona debe hacerlo en su ducha. Pero esto como decimos sirve a los zurdos para provocar una reacción que según ellos dará como resultado (y lo susurran en privado) una régimen reaccionario que como consecuencia dará luego una dictadura socialista.

miércoles, 24 de octubre de 2018

BERGOGLIANOS E IDEÓLOGOS DE GÉNERO

BERGOGLIANOS E IDEÓLOGOS DE GÉNERO

Resultado de imagen para darío sztajnszrajber Resultado de imagen para bergoglio
Los exponentes actuales de la ideología de género deben estar sumamente agradecidos a la oposición bergogliana que se les ha puesto en su camino. Cuando dicen que la sexualidad no es algo que se constituye totalmente con el nacimiento de un ser tienen razón y resulta absurdo sostener que el sexo en el hombre sea una cosa reducida a objeto de la ciencia biológica, tal como ha sostenido el más vulgar de los materialismos para el cual no es diferente del que acontece en el animal y que hoy paradojalmente se encuentre sustentado por los 'católicos' bergoglianos. En cambio el proceso de sexuación es una cosa que se desarrolla a lo largo de toda la existencia pues nadie al nacer es un 100% varón ni un 100% mujer en tanto que en el ser humano lo sexual es también espiritual y por lo tanto cultural y representa un proceso que se va desarrollando con el tiempo. Aquello en lo que nosotros discrepamos sea con los ideologistas de género como con los bergoglianos que se le oponen es que ser de un determinado sexo sea una cosa casual y fatal al mismo tiempo. Que sea indiferente haber nacido con el sexo masculino o femenino o más aun, tal como ambos comparten plenamente, que no haya existido de nuestra parte una elección previa en tal proceso sexualizador. Así como no creemos que nuestra existencia sea el producto de un big bang ocasional o de un abrazo nocturno o diurno en un picnic, sino que obedece a una decisión trascendental efectuada por nosotros antes de haber nacido, del mismo modo no consideramos que sea una cosa casual haber nacido varón o mujer. El sexo físico representa una señal respecto de lo que nosotros debemos ser en cuanto a nuestra decisión previa tomada antes de haber nacido. Ser varón o mujer representan los dos modos como el ser humano lleva adelante el camino o razón por la cual existe en esta vida de acuerdo a su naturaleza propia. Actividad o pasividad, potencia o acto. O por medio de una acción que puede expresarse a través de lo heroico o ascético haciendo triunfar el espíritu por sobre la materia, y es lo propio de lo masculino en su expresión paradigmática o por el contrario hacerlo en una actitud de entrega absoluta e incondicionada hacia aquel al cual se le reconoce un señorío y ésta es la actitud pasiva propia de lo femenino. En pocas palabras, los ideologistas de género, representados entre otros por el filósofo Darío, y los bergoglianos no creen por igual que hayamos sido nosotros los que nos dimos el ser, sino que consideran que lo hemos recibido de otro sin ser consultados. Pero mientras que los primeros quieren rebelarse ante tal fatalidad inventándose un sexo diferente del que tienen, los otros en cambio exigen un acto de sumisión al destino. El pensamiento tradicional es pues la tercera vía. Nadie nos lanzó a la existencia en contra de nuestra voluntad, no somos varón o mujer por azar.

martes, 16 de octubre de 2018

REFLEXIONES ABRAHÁMICAS II

REFLEXIONES ABRAHÁMICAS IIResultado de imagen para nietzsche

¿De dónde viene esta moda pagana que hoy inunda el occidente y que tiene sus expresiones últimas en el pensamiento postmoderno, que hemos criticado sea en sus manifestaciones de izquierda como de derecha en diferentes artículos en los que nos hemos referidos específicamente a figuras como Vattimo y de Benoist?* La misma se basa en el último Nietzsche, es decir aquel que transitaba su etapa terminal de cáncer cerebral, cuando se sentía atormentado por una serie de obsesiones. Así pues afirma en el Anticristo:
"Condeno al cristianismo y elevo contra su Iglesia la acusación más terrible que se haya podido lanzar. Representa la peor de las corrupciones concebibles, más aun, se trata de una corrupción querida expresamente. Tal corrupción no ha ahorrado absolutamente nada, ha convertido a todo valor en un disvalor, toda verdad en una mentira, toda sinceridad en una tremenda bajeza.. Indico en el cristianismo la única gran maldición, la única gran íntima corrupción, el único gran instinto de venganza, para el cual ningún medio es suficientemente venenoso, suficientemente secreto, subterráneo, mezquino. Yo denomino al cristianismo la más gran infamia que ha padecido la humanidad."
Y a tal respecto cuando nos adentramos en tal obra que para autores como el antes aludido Benoist representa casi una biblia (véase su inverosímil texto '¿Como podemos convertirnos en paganos?') notamos que en el fondo la acusación de Nietzsche al cristianismo no supera la esfera psicológica ya que, insistimos, no podía salir del ámbito de su enfermedad. Un conjunto de seres fallidos -y se remonta específicamente a San Pablo- al no haber podido triunfar y tener éxito en esta vida, en tanto no han sido capaces de comprender sus intríngulis dialécticos, se terminaron inventando otra de carácter paradisíaco y perfecto y como envidiosos y resentidos terminarán condenando en un infierno a los triunfadores. Se produciría así el síndrome de la Divina Comedia, en donde Dante, un fracasado en la vida política de su tiempo, ponía en el infierno a sus adversarios exitosos y desde una mirilla ubicada en el Cielo se solazaba con sus sufrimientos perennes. Esto se expresa también en Marx para quien el cristianismo es nuevamente la coartada que inventan las clases dominantes para expoliar en esta tierra a los pobres que luego gozarán de riquezas eternas en el cielo. O Freud que calificará de reprimidos sexuales a los grandes místicos y santos cristianos. Como no pudieron fornicar adecuadamente en esta vida, realizando su potencia sexual, es decir la energía primaria que gobierna al hombre, se inventaron un Dios a la propia medida, como un sustituto. La réplica pagana es pues decir un sí a la vida y un no al más allá metafísico, concebido como un escapismo y evasión. 
Sin embargo, aun aceptando que pueda haber casos de personas fallidas que por tales razones ingresan al saber metafísico y siendo determinadas por su psique, como el enfermo Nietzsche, no podemos universalizarlo en todos los casos. Así como no se puede decir que las personas no son delincuentes simplemente porque hay una ley que lo reprime, del mismo modo no podemos decir necesariamente que todos los místicos son reprimidos sexuales. Que hay seres que no precisan medirse para conocer un saber de carácter superior. Que no porque las multitudes no puedan acceder a él en forma directa podemos decir que el mismo no existe necesariamente. Que a diferencia del paganismo producto de una enfermedad mental terminal reputamos que los hombres no son iguales y que existen algunos que sin ser determinados por su psique alcanzan la dimensión del espíritu y 'ven' en forma directa lo que es trascendente y por lo tanto conducen a los demás que intuyen su existencia a través de la fe.

* Aunque a decir verdad el Vattimo de los últimos tiempos, en gran medida influido por los cursos actuales de la Iglesia ha adherido a un 'cristianismo débil', es decir un cristianismo light, postmoderno y despojado de su espíritu esencial. En cambio desde la pretendida 'derecha' no ha sucedido lo mismo con de Benoist quien sigue firme en sus postulados crudamente paganos. Sin embargo ello no ha obstado de impedimento para acceder a colaboraciones güelfas de 'derecha', como un muy sonado encuentro en nuestro país en donde uno de sus representantes, en una reunión de tal tenor, condenó la colonización española de América como expresión del totalitarismo bíblico. Esto se explica desde el lado güelfo porque debe desmerecerse por cualquier medio al imperio cristiano tal como hiciera en su momento Bartolomé de las Casas y hoy lo realizan desde la izquierda los cristianos tercermundistas en estrecho connubio con el indigenismo.

viernes, 12 de octubre de 2018

REFLEXIONES ABRAHÁMICAS

REFLEXIONES ABRAHÁMICAS

Resultado de imagen para religiones abrahamicas

Uno de los más grandes disparates que vivimos en esta época de tiempos terminales (la ONU le da al planeta apenas 12 años de vida) es el de andar vociferando, ante el espectáculo lamentable que brinda el mundo moderno, que nos encontramos en este estado y situación porque el Occidente ha sido invadido sucesivamente por tres diferentes expresiones de religión abrahámica: primero vinieron los veterotestamentarios judíos, luego el cristianismo, bautizado por algunos como el bolchevismo de la antigüedad, y finalmente el último aluvión de tal tenor representado por el Islam. reputado por tales vociferadores como el peor de los enemigos, los tres obedeciendo a un tronco común y semítico. A todo esto una serie de eruditos y pensadores de moda, muchos de ellos inspirados en el peor Nietzsche, nos han dado testimonios ostensibles de tal situación. Por ejemplo se ha dicho que en tanto los abrahámicos desprecian el mundo pues lo consideran un valle de lágrimas ante el hipotético paraíso por venir, por lo tanto serían el fundamento último por el cual hoy la naturaleza es destruida pues se la considera una cosa sin valor alguno, carente de dioses y como un simple escenario que debe subordinarse coercitivamente a las necesidades del hombre. Sin embargo se soslaya maliciosamente el hecho de que justamente en tanto tales formas religiosas deprecian la esfera de lo inmanente y consideran la existencia como un simple tránsito hacia el más allá, de ninguna manera pueden ser reputados como la causa de la fiebre consumista que nos inunda.
Más bien lo que diremos en esta primera reflexión es que a nuestro entender más que presenciar actualmente la irrupción del abrahamismo, lo que tenemos en cambio es un retorno a lo peor del paganismo. El mundo actual es decadente justamente porque ha dejado de ser cristiano, judío o musulmán para convertirse lisa y llanamente en pagano.
Partamos aquí de la evidencia respecto de aquello que diferencia a estas dos formas religiosas antitéticas. El Dios del abrahamismo (Jeovah, Jesús y Allah) es persona, no así la Divinidad suprema del paganismo que es de carácter impersonal. Ante la posible refutación de nuestro argumento de que los dioses indoeuropeos son también personas, digamos que Zeus o Wotan no tienen ninguna relación con el Dios personal antes mentado. El Dios abrahámico, en tanto persona arquetípica, es absolutamente libre, no está limitado por leyes pues él es la ley, los dioses paganos en cambio carecen de tal libertad pues están sometidos a un determinismo, en este caso el que rige a la naturaleza y a la historia (realidades éstas que son asimiladas en el paganismo). Un ejemplo característico de esto lo tenemos en la circunstancia relatada por Homero de la guerra de Troya. A pesar de que la mayoría de los dioses y aun el mismo Zeus simpatizaban con Troya, éstos no pueden decidir quién habrá de ganar la guerra sino que tal cosa es resuelta por una fuerza superior e impersonal que es el Destino o Moira. Zeus solamente puede interpretar cómo saldrán las cosas auscultando el destino, pero no puede decidir lo que sucederá. De la misma manera en Platón el demiurgo creador del universo no lo hace desde la nada, es decir con absoluta libertad para crear, sino a partir de una materia previa y preexistente e inspirándose en la Idea, entidad impersonal que es la verdadera deidad. Es justamente este fatalismo, este sometimiento a una fuerza impersonal ante la cual debemos doblegarnos y reconocer su justicia como sucede por ejemplo en la tragedia griega, la máxima que rige en nuestros tiempos. El mundo y la naturaleza, las verdaderas deidades son fatalmente y no pueden desaparecer, lo que en apariencias son destrucciones, como la anticipada recientemente por la Onu, representan simplemente etapas necesarias de un proceso en donde las diferentes partes, utilizando categorías del gran filósofo pagano Hegel, son mediaciones de una idea universal que hace marchar todo por un buen camino. Cuando Trump se despreocupa de los acuerdos de París sobre el clima es porque está convencido de que la realidad se conduce por sí sola y que como en el Edipo de Sófocles, aunque el destino sea cruel e implacable, en el fondo es justo y brega por el bien de todos. Del mismo modo esto explica a las diferentes ideologías modernas. Hay fuerzas impersonales que determinan el accionar de los seres humanos reducidos a la simple condición de individuo. El individuo es parte condicionada de un todo que se le sobrepone. Y estas deidades reciben nombres distintos como diferentes expresiones de la Moira que resolvía quien ganaba las guerras. Éstos pueden ser la Historia, la Economía, el Sexo, la especie, etc en donde cada individuo realiza su ser brillando como una lamparilla efímera conducida hacia un determinado fin. Todo esto tiene que ver con el paganismo y no con las religiones abrahámicas.

lunes, 8 de octubre de 2018

UN PRIMER ANÁLISIS DEL TRIUNFO DE BOLSONARO

UN PRIMER ANÁLISIS DEL TRIUNFO DE BOLSONARO





He aquí algunas reflexiones sobre el triunfo del brasileño Bolsonaro.
Primeramente era el único de los candidatos al cual nadie le había encontrado corruptelas (aunque no está dicho en el futuro que no sea así), tal como sucedía en cambio con los demás políticos.
Segundo el gran auge de la homosexualidad y la ideología de género que produce rechazos pronunciados en la población hizo que viera en este y en sus campañas contrarias y duramente agresivas en su contra a un adecuado candidato.
En tercer lugar y no menos importante, el atentado que hubo en su contra que le produjo varias ventajas adicionales. 1) Lo victimizó ante la opinión pública, y esto generalmente suele generar adhesiones de simpatía. 2) Le brindó una excusa para no participar de debates en los cuales siempre salía mal parado, pues estaba de convalecencia.
3) Multiplicó de este modo su presencia en los medios ya que su pequeño partido de nombre Liberal tenía escasos minutos en la tele.
Conclusión: fue esta suma de factores favorables los que primaron sobre su liberalismo, ideología por lo general repudiada pro el grueso de la población y que si se presentara sola y sin tales aditamentos sacaría muy escasos votos.
El mejor ejemplo de una similitud de perspectivas l hemos tenido con Menem cuando manifestó. 'Si yo decía que iba a aplicar un programa liberal, tal como sucedió luego, nadie me votaba'. En este caso Bolsonaro lo dijo pero fueron tan grandes los factores complementarios que permitieron que la gente olvidara tal catástrofe nueva que se le viene a su país.
Ahora bien queremos efectuar dos reflexiones adicionales. En nuestro medio, principalmente motorizado por autores liberales como Laje y Márquez, se ha dicho que la ideología de género representa una estrategia impulsada por el comunismo para tomar el poder. Bueno, en este caso se ha mostrado no ser así, sino lo contrario, Gracias al homosexualismo y a la ideología de género candidatos como Bolsonaro pudieron ocultarle al público su carácter verdaderamente izquierdista de buen liberal (no por nada su partido se llama así) y centrar el foco de atención en otras cosas. Decimos que el liberalismo es una ideología de izquierda puesto que cree en el ideal del homo economicus y considera que el desaforado afán burgués de ganancia es el motor de la vida política y social. Agreguemos que en función de tal meta el Trump brasileño como su par yanqui pretende sacar a Brasil de Acuerdo de París sobre el clima, pues a la burguesía no le interesa el futuro de generaciones posteriores sino gozar del presente inmediato.
Por último el estado de ganado vacuno al que la prensa servil ha convertido a nuestra mansa opinión pública ha gestado la idea de que Bolsonaro sería un nazi fachista debido a su carácter pretendidamente reaccionario. Acotémosle a los bestializados, si es que les queda aun una neurona, que el fascismo es una ideología antiliberal que sostiene el corporativismo al cual sujetos como Bolsonaro y sus amigos argentinos como los antes aludidos califican de socialista. Que defiende la propiedad privada solamente si la misma está al servicio de la nación y no lo contrario como sostiene el liberalismo capitalista. En escritos posteriores explicaremos el corporativismo desde una postura tradicional y contrastante con el liberalismo y el comunismo, ideologías gemelas que reputan a la economía como el destino del hombre.

sábado, 22 de septiembre de 2018

ACERCA DE UN LIBRO NEGRO (NOTA 3)

La imagen puede contener: 2 personas

NOTA 3

Publicamos esta última nota relativa a la obra aquí comentada recordando un hecho puntual acontecido hace unos 13 años cuando un dos de abril de 2005 fallecía el papa Wojtyla, un personaje nefasto y principal responsable junto con su sucursal argentina de la rendición en la guerra de Malvinas. En tal circunstancia publicamos una nota en la que señalábamos el hecho paradojal de que falleciese justo cuando se cumplía un aniversario de tal gesta que él había intentado con todos los medios de sabotear. En tanto en esa época no existía aun la modalidad de los grupos sociales, distribuimos esa nota entre una lista de contactos del más variado tenor y grande fue  nuestra sorpresa al haber recibido una carta de respuesta de una tal Karina Mugica que en ese entonces aparecía como la figura visible de un grupo titulado Memoria Completa encargado de resaltar y defender a los militares que habían luchado en el período de la guerra antisubversiva de la década del 70 y que en ese entonces eran perseguidos por el gobierno kirchnerista. La joven, de bella figura y que aparecía en los medios como de familia militar por su apellido y como novia del 'represor' Astiz, replicaba airada por haberse hablado mal del papa fallecido y solicitaba ser dada de baja de su lista en términos nada amistosos. Ante lo cual se le respondió con una carta de la cual reproducimos ahora algunos conceptos. "Estimada Señorita: lamentamos no tenerla de aquí en más como nuestro contacto, pero no podemos menos sin embargo, en nuestra despedida, que formularle algunas reflexiones. Comprendemos que, por su vínculo con el capitán Astiz, Ud tenga un gran concepto del para nosotros siniestro Wojtyla. Recordemos que aquél fue un muy fiel seguidor de sus indicaciones de hacer la paz con los ingleses cuando, en manera fulminante e inaugurando una siniestra modalidad, se rindiera sin combatir en las islas Georgias en donde había sido designado con un grupo a su cargo para 'defenderlas'. Al parecer el acontecimiento fue muy semejante al que sucediera en la Segunda Guerra con la toma de la isla italiana de Pantelleria. Una chalupa inglesa perdida en el mar desembarcó en el lugar buscando amparo y se encontró con que los 'defensores' se rendían sin combatir ante su graciosa Majestad. Indudablemente quien para Ud es un modelo a seguir representa en cambio un traidor para nosotros." Por supuesto que no recibimos respuesta alguna a nuestra nota, pero lo curioso e insólito fue lo que sucedió a los pocos meses. La aludida defensora del papa y de los militares del Proceso fue escrachada con una cámara oculta practicando la prostitución vip en un conocido local de la ciudad de Mar del Plata y además también se supo que no era pariente de ningún general y que ni siquiera se llamaba Mugica. Lo cual produjo un escándalo de proporciones y por supuesto la incineración inmediata del grupo de defensores del Proceso militar quienes por razones de seguridad no daban la cara en sus presentaciones públicas y acudían en cambio a mujeres, alguna de las cuales, como la aquí mencionada, de dudosa moralidad. Pero lo más insólito fue la aparición pública del ya aludido Nicolás Márquez, uno de los autores del libro aquí comentado, quien integraba el grupo y aparecía en programas televisivos con la joven, tratando de brindarnos una explicación a este hecho. Lejos de condenarlo y de sentirse defraudado por algo que perfectamente podía haber ignorado, apareció en cambio como un defensor de tal actividad pues, según su peculiar punto de vista, se trataba de algo en lo cual no nos debíamos entrometer puesto que pertenecía a su esfera privada y que lo único que podía haber sido contrastante con su actuación pública de 'derechista' hubiera sido haber estado afiliada a algún grupo de ideología comunista. Para nosotros es exactamente al revés. La prostitución, en especial cuando se la practica en manera voluntaria como en este caso, es una falta grave moralmente y menos aun puede ser ejercida por quien pretende erigirse como líder de un grupo que sustenta valores 'occidentales y cristianos'. Preferimos a un marxista coherente antes que a un derechista trucho que practica una doble moral como el caso aquí aludido. Por lo demás a través de la anécdota aquí relatada queda clara también la cercanía del tal Márquez con la línea favorable al papa aquí aludido. No hay una sola alusión en su obra a la heroica guerra de Malvinas y sí en cambio exaltaciones del líder del grupo Tradición, Familia y Propiedad (TFP) que también durante tal contienda heroica, del mismo modo que el papa exaltado por la aludida vip, bregara por el retiro inmediato de la misma con la excusa de que se favorecía al comunismo soviético.